Saltear al contenido principal
Malasia: El Mossy Forest De Cameron Highlands Desde Los Ojos De Un Experto

Malasia: El mossy forest de Cameron Highlands desde los ojos de un experto

print
A veces es así, todo depende de una coincidencia. Una persona conocida accidentalmente, mientras miras como pasa ante ti el autobús o el tren que acabas de perder. A veces en unas pocas horas alguien puede contarte y mostrarte más que todas las guías y enciclopedias juntas. Cuando volví una vez más a Cameron Highlands en Malasia no esperaba conocer a Satya. Ecologista, fotógrafo, botánico y, sobre todo, un apasionado experto en Cameron Highlands que me explicaría qué es un bosque nublado (el mossy forest).

El comienzo

– Soy malayo de tercera generación.  – empezó a contar Satya. – Mi bisabuelo llegó a Malasia desde India cuando Cameron Highlands estaba lleno de escoceses. Ellos fueron los que decidieron convertir Cameron en una región para plantar té. Resultó que las condiciones metereológicas eran perfectas. Se necesitaban trabajadores, preferiblemente aquellos que sabían algo sobre el cultivo de té. En aquel entonces India era británica así que el proyecto fue fácil de llevar a cabo. Así fue como mi familia llegó a Cameron Highlands. Mi bisabuelo decidió quedarse cuando finalizó su contrato y su hijo (mi abuelo) incluso llegó a ser el gerente de la plantación. Su casa está allí en la colina. – Dijo Satya señalando la colina en la que se alzaba una bonita casa de madera.

Nos quedamos rodeados de arbustos de té recién podados. Satya nos explicó que los arbustos tienen que ser “afeitados” con regularidad, de lo contrario crecen hasta hacerse frondosos árboles y las hojas al madurar se vuelven verde oscuro y dan té de la peor calidad. Por supuesto también se usan bastante en Malasia porque el té producido en Cameron no es de la más alta calidad. Los malayos se dieron cuenta de la imposibilodad de competir con cientos, si no miles de años de experiencia en el cultivo de té de China, India y Sri Lanka. Por lo tanto se centran en la cantidad y en el mercado local. En Malasia pocas personas aprecian el sabor del té. Normalmente se agrega mucha leche (a veces condensada) y mucho azúcar. Lo que menos importa es el té. Aunque debo admitir que el té recién hecho con las hojas de la plantación BOH me supo muy bien.

El mossy forest en Cameron Highlands

Subimos al coche de Satya, un Land Rover de 15 años que sería el sueño de cada aventurero y nos ponemos en marcha. Satya quiere mostrarnos su lugar de trabajo: el bosque nublado. Subimos por la empinada y estrecha carretera. Las intensas lluvias han hecho bien su trabajo. El camino está lleno de agujeros y, aquí y allá, se ven pequeños derrumbes. Es difícil creer que hace un año y medio recorríamos este mismo camino con una pequeña moto alquilada que se moría entre estertores buscando la potencia necesaria para llevarnos aunque tengo que decir que lo logró. Hoy todo está cubierto por nubes que anuncian fuertes lluvias. La costa este de Malasia está siendo atacada por un tifón y sus efectos han llegado hasta aquí. El clima acompaña perfectamente con la excursión.

–Un bosque nublado es un lugar excepcional – dijo Satya mientras superábamos curva tras curva – se forma en las junglas tropicales pero solo en lugares que están por encima de los 1.000 metros sobre el nivel del mar pero por debajo de los 3.000. La vegetación es única y los animales que lo habitan son sorprendentes. Solo hace unas décadas que sabemos que la selva que nos rodea es un verdadero bosque nublado. Antes nadie veía que delante de los ojos había un microclima tan específico y un lugar con un valor ecológico único. Nadie lo examinaba, nadie lo protegía.

De hecho, incluso para una lega como yo, el bosque nublado me causa una gran impresión. Esta no es una jungla ordinaria. Además de altos árboles, gigantescos arbustos, toneladas de barro y una humedad que lo abarca todo, el bosque nublado está totalmente cubierto de musgo. El musgo se aferra a los árboles. En lugar de troncos y ramas marrones, se ven verdes alfombras peludas. Las nubes añaden un toque misterioso conforme van cubriendo cada vez más el espacio que hay entre los árboles. Nos hundimos en el barro y nos resbalamos con las ramas y raíces que se cruzan en el suelo. Desde el primer momento tienes la impresión de que todo lo que te rodea está vivo, incluso el suelo. Enormes nepenthes  y cientos de tipos de orquídeas, miles de insectos y aves, especies desconocidas de ranas y mamíferos desconocidos en cualquier otro lugar. A veces con miedo a tocar alguna liana colgante; hay que mirar dos veces para cercionarse de que es una planta y no… una serpiente.

mossy forest cameron highlands

Si trasplantamos estas plantas mil metros más abajo, debemos tener en cuenta que la mayoría de ellas no sobrevivirá a un cambio tan repentino. El bosque nublado vive gracias a unas condiciones climáticas específicas dictadas, entre otras cosas, por la altitud. Ahora sabemos que nuestros esfuerzos por protegerlo son importantes, sobre todo desde el punto de vista científico, ya que el bosque nublado va camino de la desaparición. Un verdad triste pero real. La altitud no cambiará pero la temperatura, la humedad, las precipitaciones y el desarrollo del turismo (factores que hace años no influían), tarde o temprano sellarán el destino del bosque nublado: la visión que Satya me presenta es deprimente pero por primera vez hay luz al final del túnel. Gracias a su iniciativa y a la organización a la que pertenece el bosque nublado y sus alrededores en Cameron Highlands recibió el estatus de Parque Nacional. Ahora a Satya y a sus compañeros les espera la segunda batalla contra los operadores turísticos y los residentes que tendrán que cambiar su enfoque para preservar los recursos naturales en Cameron Highlands.

Satya me sonríe misteriosamente y dice que me mostrará algo especial. Saca el teléfono de su bolsillo y me muestra las fotos. Al principio estoy mirando una pequeña rana de un verde exuberante, una especie recién descubierta que solo habita en el bosque nublado de Cameron Highlands. Otra instantánea de una araña que me mira, la siguiente es una especie endémica de orquídea, otra más de un pequeño nepenthe (aunque en Cameron se pueden encontrar otros mucho más grandes). Y finalmente, algo tan especial que siento un hormigueo en mis dedos. Una pantera negra. No tenía ni idea de que todavía había depredadores en Cameron Highlands. Hubiera apostado cualquier cosa a que ya no quedaban. La fotografía tomada por Satya es fruto de meses de observación. En este momento, después de confirmar que las panteras aún viven en las profundidades del bosque nublado, su potencial zona de caza ha sido equipada con un conjunto de veinte cámaras. Satya espera que gracias a esto, podrá estudiar su comportamiento así como definir la población.

mossy forest cameron highlands

mossy forest cameron highlands

mossy forest cameron highlands

Hace un año y medio, también estuvimos en el mossy forest en Cameron Highlands. Caminamos por una plataforma de madera que se extiende unos 800 metros y da una idea de lo especial que es el lugar. Cuando termina la plataforma, comienza la fiesta del barro. Hace un año y medio, caminábamos despacio y sin saberlo, por un camino que pronto se cerraría. Y aunque en la mayoría de los casos es libre el acceso a las montañas y los bosques, entiendo la necesidad de proteger el bosque nublado de Cameron Highlands. Aparte de las premisas ecológicas, cuando comparo nuestra caminata de hace un año y medio, me doy cuenta de que no teníamos ni idea de lo que nuestros ojos estaban viendo. No entendimos que estamos viendo algo especial. Ahora entiendo el sentido de contar con un buen guía. Hago hincapié en lo de BUEN guía. En Cameron Highlands, todas las agencias trabajan en el bosque nublado pero la mayoría de ellas lo hacen de manera irresponsable y masiva. Si vas a Cameron Highlands y quieres visitar el bosque nublado, te recomiendo que realices una excursión consciente y responsable con el entorno.

Advertencia

Desafortunadamente, en lugar de tomar fotografías, estuve absorta en las palabras de Satya, por lo que las imágenes del texto provienen de nuestras estancias anteriores en Cameron Highlands.
Este no es un post patrocinado. Satya trabaja en Eco Cameron, una pequeña empresa con un gran corazón. Por el tiempo de Satya y su conocimiento, pagamos la tarifa correspondiente y ¡fue dinero bien gastado! No cooperamos con Eco Cameron, pero mantenemos nuestros dedos cruzados para desearles lo mejor.

Satya, thank you for your time and knowledge!


Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros posts.

The following two tabs change content below.

Kasia & Víctor

Una polaca y un español. Llevan viajando juntos desde 2008. Fue entonces cuando se conocieron en Perú y pronto descubrierion que viajar es algo más que un pasatiempo. Locos por animales, buenos libros y estar en movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba