Saltear al contenido principal
Koh Phayam, Sin Turistas En Tailandia. Guía Completa

Koh Phayam, sin turistas en Tailandia. Guía completa

print

¿Vas a Tailandia y buscas un paraíso sin turistas? Guarda el secreto pero Koh Phayam es tu destino.

Desde hace un par de décadas Tailandia se ha convertido en uno de los países más turísticos del mundo. Aquí acuden todo tipo de turistas: familias enteras, parejas de luna de miel, jóvenes y no tan jóvenes, hombres en busca de sexo, algunos viejos hippies y, sobre todo, mochileros.

Son como una invasión en esta parte del globo, el Sudeste Asiático. Vienen para unas semanas o meses. A veces pasan años moviéndose entre Birmania, Filipinas, Laos, Malasia, Tailandia y Vietnam en busca de full moon partys, fiestas, alcohol barato y playas.

Koh Phayam

Khao San Road en Bangkok, el centro de turismo de mochileros

Koh Phayam

Excursión de snorkel. Nosotros y miles de otros turistas. Y ni siquiera es temporada alta…

En Tailandia la mayoría de las islas han sido explotadas para dar cabida a esas multitudes sin tener en cuenta el impacto en la cultura, la población, en el mundo submarino o en el medio ambiente en general. Los bancos de corales son menos importantes que las pequeñas embarcaciones que llevan a los turistas de un lado a otro de las islas.

Koh Phayam

¿Barcos románticos? Tal vez, pero intenta nadar o meterte en el agua en una playa como esta.

Al final, Tailandia es como cada país: aún es posible encontrar lugares que han escapado a esa masificación. Lo difícil es saber cuánto tiempo aguantarán así de tranquilos, relajantes, hospitalarios y sin una veintena de supermercados 7eleven.

A sólo 30 kilómetros de Ranong se puede encontrar uno de esos lugares: Koh Phayam.

Koh Phayam

Esta playa también está en Tailandia

Koh Phayam sin turismo masivo

Aunque es la segunda isla más grande (la primera es su vecina Koh Chang) en esta zona del Mar de Andamán sigue siendo pequeña con sus diez kilómetros de largo por cinco de ancho.

No hay mucho que hacer en la isla salvo pasear por alguna de sus playas o alquilar una scooter para recorrer la isla por alguna de las dos carreteras que la cruzan entre selva virgen, bosques de anacardos y heveas (látex o caucho) y algunas pocas tiendas y restaurantes.

A Koh Phayam se viene a descansar, a relajarse en la playa con un buen libro, a disfrutar de los atardeceres, a desconectar del mundo o a reflexionar sobre él. En un par de días empezarás a notar los beneficios de la isla. Ningún coche. Internet funciona a medias o no funciona (ideal para la desintoxicación de adictos a la red). Sin teléfono ni electricidad (en algunas zonas). Sin distracciones artificiales; sólo queda la naturaleza. Naturaleza para contemplar, descubrir y disfrutar.

Koh Phayam

Playas de Koh Phayam

La información que se puede encontrar en la red habla de varias playas desiertas y magníficas de arenas blancas y palmeras inclinadas sobre el oleaje. La realidad no es así. Puedes olvidar las palmeras inclinadas que aparecen en esas fotografías retocadas pero si están casi desiertas porque poca gente visita la isla y son de arenas blancas si no miras todos los restos que deja la marea al bajar ya que con marea alta las playas desaparecen por completo.

Aunque es una isla sólo hay dos playas a tener en cuenta ya que el resto de la costa está ocupada por el embarcadero o es inaccesible incluso a pie.

Ao Yai o Long Beach de tres kilómetros de largo es la más popular. Allí se encuentran la mayoría de los alojamientos (baratos y caros). Al acercarte encontrarás multitud de sitios para comer y beber pero al llegar a la playa sólo verás bungalows y resorts en primera línea con muretes construidos con sacos de arena para hacer frente a la marea alta. Allí todo es más caro que en el resto de la isla, incluso la gasolina que venden en botellas de agua reutilizadas. Es el lugar ideal para disfrutar del atardecer.

Koh Phayam

Abril. Final de la temporada y ni un sólo turista

Ao Kao Kwai o Buffalo Bay. Una amplia bahía con diferentes accesos donde puedes elegir entre zonas explotadas (no tanto como en Long Beach) o zonas completamente desiertas llenas de manglares y de las formaciones rocosas más fotogénicas de Koh Phayam durante la marea baja.

Koh Phayam

Buffalo Bay es un lugar encantador

Durante nuestra primera estancia en la isla fuimos a Long Beach y muchos lugares ya estaban cerrados por temporada. Aunque la temporada de lluvias empieza en junio o julio, la temporada alta de esta costa es durante el invierno europeo.

La segunda estancia ha sido recientemente, en pleno monzón. Long Beach era un desierto plagado de basura, algas y maderas que deja la marea. Nada invita a pasear por allí y, menos a bañarse. Sin embargo, casi a diario lloviera o brillara el sol, íbamos a bañarnos a Buffalo Bay cuando las mareas nos lo permitían. Cuando había marea alta la playa desaparecía pero durante la baja nos sentábamos a observar el horizonte, los manglares que nos rodeaban o los pescadores a lo lejos con el agua a la altura de las rodillas.

Koh Phayam

Nuestro lugar favorito en Buffalo Bay

Yo nací y crecí en la costa y siento una terrible atracción por andar descalzo entre y sobre las rocas descubiertas en busca de todo tipo de crustáceos, cangrejos, peces… cuando lo hago me remonto a las caminatas que hacía con mi padre en las costas alicantinas por las rocas mientras me enseñaba la variedad de la fauna y lo que se podía comer de ella. Recuerdo haber comido cangrejos, erizos, pulpo y varios tipos de crustáceos.

Koh Phayam

Me encanta pasear por la orilla

Cómo llegar a Koh Phayam

Ranong además de tener aeropuerto, está conectado con autobuses y minibuses, diurnos y nocturnos, con Bangkok y las principales ciudades tailandesas. Al lado de la estación de autobuses hay un par de hostales básicos por si tu hora de llegada no cuadra con los horarios de los barcos a Koh Phayam.

Desde la estación intentarán cobrarte 50 baths para llevarte al ferry. Recházalo y sal de la estación hasta la calle principal a unos 200 metros. Encontrarás una parada de songthaew. Pregunta a los conductores si van al embarcadero; si no es así te indicarán que número de songthaew te llevará allí. El billete te costará entre 10 y 15 baths.

Hay dos formas de llegar a la isla. Con los speed boats en 30 o 40 minutos por 350 baths o con el slow boat que tarda dos horas en llegar por 200 baths. A pesar de esa diferencia de precios, muchos isleños toman el speed boat cuando tienen que ir a Ranong y vuelven con slow boat cargados con todas las compras. Conozco casos en los que han ido y vuelto con el speed boat y las compras las han mandado en el slow boat. No doy horarios porque depende de la temporada y del día, son diferentes. Cuando estuvimos nosotros sólo había un slow boat al día (y no todos los días) que salía desde Koh Phayam, dependiendo de algo que desconozco, a las dos o a las tres.

Koh Phayam

Nubes sobre Koh Phayam…

Qué llevar a Koh Phayam

Como en cada isla tailandesa todo, absolutamente todo hay que traerlo desde el continente. En Koh Phayam incluso el pescado viene de Ranong ya que los grandes pesqueros descargan en allí y los pequeños sólo pescan para consumo propio. Este transporte hace que los precios de cualquier producto sean más altos.

Si has estado antes en el Sudeste Asiático estarás acostumbrado a encontrar un 7eleven en cada esquina pero en Koh Phayam no hay. Olvídate de los supermercados, sólo hay pequeñas tiendas y en muchas no habrá productos para los turistas. Tampoco hay cajeros automáticos donde sacar dinero, así que asegúrate de llevar dinero efectivo suficiente para tu estancia en la isla.

Otros productos que es mejor conseguir antes de ir (incluso antes de llegar a Ranong) son los protectores solares y los repelentes de mosquitos. Si quieres ahorrar algo de dinero, puedes llevar unas cuantas sopas instantáneas y fruta para no tener que comer siempre en los caros restaurantes. En algunos alojamientos disponen de bidones de agua fría y caliente y sino siempre puedes pedir un poco de agua hervida.

Postal de viaje

Aunque no hay problema con el suministro de agua potable en la isla, si lo hay con el tema de la basura. La basura es quemada, enterrada o tirada en cualquier lado. Sólo unos pocos la “empaquetan” para llevarla a Ranong y algunos de esos pocos incluso la segregan antes de enviarla. Si no tienes tu propia botella para rellenarla en algunas tiendas por 5-10 baths, intenta comprar una y reutilizarla todo lo posible para no dejar más basura en el lugar. Esto lo puedes aplicar a todo lo que lleves o compres estando allí. Siempre que puedas, llévate de vuelta tu basura.

Dónde dormir en Koh Phayam

La isla no está muy explotada. Sólo hay un resort de lujo, algunos bungalows de precio medio repartidos por el interior y las playas principales y una gran variedad de resorts económicos con bungalows de diversos precios (sobre todo en Long Beach). No recuerdo haber visto ningún hostal con habitaciones de ningún tipo, sólo bungalows o cabañas de madera. Si no vas en temporada alta, lo mejor es ir a la zona que te interese, preguntar y regatear por un buen precio.

La primera vez que estuvimos, unos días a mitad de abril, nos quedamos en un tranquilo resort escondido, PP Land Beach Resort. Bungalows con baños abiertos, piscina, gimnasio y sin niños para una relajación total. Paul, el propietario belga ha creado su propio mundo autosuficiente. Un eco-resort construido con los materiales disponibles en la isla, tiene su propio acuario que riega el huerto hidropónico, un horno para hacer pan, energía solar y eólica, gallinas y más proyectos en mente. 

Cuando nos fuimos sólo pensábamos en volver y así lo hicimos. Volvimos para hacer un Workaway cuidando de 21 perros.  Después de tres semanas allí, Kasia salió llorando por dejar a los perros y yo con una media sonrisa por poder volver a la “civilización” con electricidad las 24 horas (léase ventilador o aire acondicionado). Como decía Serrat: “Cada loco con su tema, contra gustos no hay disputas”. Aunque las hubo, y muchas. 


Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros posts.

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba