Bara Beach

Vacaciones en Bara Beach

print

¿Vacaciones? Lleváis de viaje desde octubre del 2015 y necesitáis vacaciones. Pues sí, la respuesta es sí. No es lo mismo un viaje y unas vacaciones. Viajando estamos en movimiento, visitando lugares (turísticos o no turísticos), escribiendo para este blog, haciendo fotos, intentando planear nuestros siguientes pasos… unas vacaciones es quedarse en un lugar, tranquilos, relajados, sin pensar en el futuro inmediato, leyendo, viendo series en la TV o lo que se nos pase en ese momento por la cabeza.

Un largo camino

Tener nuestras vacaciones nos llevó mucho tiempo de planificación, de desplazamiento y de espera. Después de pasar dos semanas en Bangkok metidos en un apartamento trabajando, cogimos un autobús nocturno hasta Phuket porque de allí salía el vuelo más barato a Yakarta. Pasamos el día y la noche en un hotel barato al lado del aeropuerto y por la mañana volamos a Singapur donde pasamos 6 horas esperando nuestro vuelo a la capital indonesia.

A las siete de la tarde Yakarta nos recibió con lluvia y con mucho menos calor del que pensábamos. Bien, porque nos tocó esperar hasta pasada medianoche para poder facturar las mochilas y entrar al aeropuerto con aire acondicionado para, otra vez, esperar hasta casi las 5 de la mañana que salía nuestro vuelo.

Por fin pasadas las 7 de la mañana llegamos a Makassar, la capital de Sulawesi. Sudados, sucios, cansados, hambrientos y con sueño. Nos duchamos y nos metimos en la cama un par de horas hasta que el hambre pudo con nosotros.

Pasamos un par de días en la capital, compramos una Simcard, comimos, dormimos y aprendimos algunas palabras básicas de indonesio (hola, por favor, gracias, los números y algunos platos de comida). Después de unas duras negociaciones un autobús nos llevó en unas 6 horas (aunque iban a ser 4) al pueblo de Bira. Empezaban nuestras vacaciones…

Bara Beach

Bira o Bara

No se trata de elegir si te tomas una birra en la barra o en la mesa. Fíjate bien, lee y saca de tu cabeza la cerveza; sé que es difícil pero tienes que hacerlo. ¿Ya lo has hecho? Si la respuesta es afirmativa estás en condiciones de seguir leyendo.

Bira es el nombre de la ciudad y de una de las playas de la zona. La más turística sobre todo para los indonesios residentes en Makassar que acuden en masas los fines de semana. Aunque como sucede con muchos asiáticos, (ya lo vimos en Koh Lipe) no van a la playa a bañarse ni mucho menos a tomar el sol, van a hacer excursiones en barco o a pegar gritos montados en balsas o plátanos hinchables tirados por lanchas.

Es difícil andar por la playa o cerca de ella sin que te ofrezcan lo mismo que a los turistas indonesios con la única diferencia de que el precio para nosotros es bastante más alto.

Bara está a un par de kilómetros de Bira. No es una ciudad, no hay casas ni tiendas ni restaurantes; sólo resorts. Durante la marea baja se puede caminar de Bira a Bara y viceversa con el agua por las rodillas pero a medida que sube la marea el camino por el agua desaparece. Un día lo hicimos en el último momento con el agua a la altura del pecho. La playa de Bara es como hecha por ordenador: agua turquesa y arena finísima y blanca. Además el personal de los resorts, destinados principalmente a los extranjeros, se ocupa de mantener las orillas limpias de basura y otros restos que traen las olas. Definitivamente saben lo que buscamos los extranjeros.

Bira Beach

Bira Beach

Bara Beach Bungalows

Teníamos la playa perfecta, tanto el agua como la arena. Nos faltaba un hotel que no desentonara. Gracias a nuestro trabajo en este blog el dueño de Bara Beach Bungalows nos invito a quedarnos cuatro noches en un bungalow que cuesta 5 veces más de lo que solemos pagar por alojamiento. No era un bungalow cualquiera, era el mejor del resort. Espacioso es decir poco, es enorme. Ni siquiera sabíamos que hacer con tanto espacio en el cuarto de baño y la terraza. Con todas las comodidades que pueden ofrecer: armario con perchas, mesa con sillas, escritorio, aire acondicionado, ventilador, dos camas comodísimas con mesitas y lámparas para leer, TV por satélite (aunque no vimos nada), reproductor de DVD, nevera y, en la terraza, mesa, sillas y tendedero.

El pequeño resort, sólo tiene 9 bungalows, es propiedad de dos hermanos mitad indonesios mitad alemanes. Sólo pudimos conocer a Bobby, el menor de los hermanos pero nos gustó porque no sólo conversó con nosotros sino también con cada cliente y siempre tenía una palabra amable con sus empleados.

Bara Beach

Con Bobby, gerente del resort

El último paso para hacer de nuestra estancia en Bara unas vacaciones perfectas era la compañía.

Nada más llegar, mientras nos bebíamos el zumo fresco de bienvenida, un cliente nos saludó en español. Andrés no era cliente del resort pero llegó hasta el restaurante en busca de conexión a Internet, nos pusimos a hablar y se quedó a cenar.

Pasamos los siguientes cuatro días juntos en la playa o en el restaurante de nuestro resort hablando, bebiendo cerveza y jugando al Monopoly en alemán.

Andrés, desde aquí te mandamos un abrazo. Cuando pensamos en Bara, nos acordamos de ti, de las conversaciones que tuvimos y de las tardes de Monopoly. Algún día volveremos a vernos en algún lugar.

Bara Beach

Fotos gracias a Andrés, cuyo smartphone estaba siempre a mano 😉

Snorkel en Bara Beach

Algo muy importante para nosotros es no sentirse presionado con los servicios y las excursiones que ofrece el alojamiento en el que estamos. Alrededor de la recepción de nuestro hotel en Makassar pululaban los “guías” en busca de la oportunidad de venderte algún tour en la ciudad, planificarte el viaje en coche con conductor y guía por todo Sulawesi, hoteles o excursiones en cualquier ciudad de Sulawesi o cualquier otro servicio para el que tengan su red de contactos.

En Bara Beach Bungalows tienen excursiones, buceo, kayaks y snorkel pero no te ofrecen nada. Hay un cartel con lo que ofrecen y los precios. Saben que no es necesario presionar al cliente continuamente, si el turista quiere utilizar sus servicios preguntará por si sólo.

Nosotros junto con Andrés alquilamos el equipo de snorkel (máscara, tubo y aletas por 50.000 rupias) y un barco (300.000 rupias) para que nos llevara a un par de lugares para ver el coral y, quizás, tortugas.

Bira Beach

El primer lugar fue frente a la pequeña isla de Liukan donde vimos grandes formaciones de coral, muchos peces, tortugas y una manta aunque esta última, según nos dijeron, es muy difícil de ver en ese lugar y en esa época del año.

En el segundo lugar, al norte de Bara Beach, no tuvimos tanta suerte con los animales grandes pero el coral y la cantidad y variedad de peces era mejor que en Liukan. Estando en el agua se puso a llover y ya no paró hasta el día siguiente que justo terminaron nuestras vacaciones.

Para terminar, un vídeo corto:

Así han sido nuestras vacaciones ¿y las tuyas?

¿Cómo han sido tus vacaciones este año? o ¿Cómo serán?


Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros posts.

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *