Saltear al contenido principal
Ruta Por El Interior De Bali (3) Al Norte De Ubud

Ruta por el interior de Bali (3) Al norte de Ubud

Las imágenes que vienen a la cabeza cuando se piensa en Bali, son playas. Pero, después de unos días por el interior de Bali, las imágenes de playas son sustituidas por verdes campos de arroz, palmeras repletas de cocos, plátanos, papayas y jackfruits colgando de árboles. Aunque nosotros nunca pensábamos así. Menos aún viendo como pasamos nuestros primeros días en Bali

El norte de Ubud

Rodeamos Ubud y seguimos rumbo norte. Apenas notamos que vamos subiendo del nivel del mar. Sigue ese calor húmedo característico de estas latitudes. Apenas hay  tráfico si lo comparas con la zona sur de la isla. La carretera es ancha y está en buenas condiciones. Pero la forma de conducir balinesa de los cientos de scooters, los coches y algún que otro autobús con los que compartimos el asfalto hace que esté siempre atento para frenar y/o esquivar a posibles conductores que vienen de frente sin importarles las normas de circulación ni las direcciones de los carriles. Pasamos pueblos, templos y mercados callejeros hasta que la carretera empieza a subir bruscamente a base de curvas cerradas. En menos de media hora de montaña rusa la sensación de calor húmedo desaparece aunque el sol sigue castigándonos. La mayoría de los turistas siguen hacia las cascadas de Sekumpul (las más famosas de la isla), la diferencia en el tráfico es enorme. Ahora conducir por serpentinas arriba y abajo es un placer aunque sea en un pequeño scooter al que le falta potencia en algunas subidas.

El lago Buyan

Cuando el primer lago (el Buyan) aparece ante nuestros ojos, no es lo que atrae nuestra atención sino las decenas de monos que se pasean sin miedo cerca de todos los que paramos allí. Una mujer se ha montado su pequeño negocio en colaboración con los simios. Los turistas (tanto nacionales como extranjeros) le pueden comprar un pequeño plato con un surtido de frutas y unas rebanadas de pan y alimentar a los simios mientras se hacen una foto o un vídeo para publicar en las redes sociales. Muy pocos se interesan por el lago que se ve abajo, más allá de las vallas, de la carretera y de los simios. Todos salen ganando. La mujer algo de dinero, los simios comida y los turistas su foto/vídeo y la sensación de haber hecho una buena acción. Teniendo en cuenta los miles de perros que se pasean por Bali hambrientos, sedientos, enfermos, heridos y aterrorizados por como les tratan algunas personas; y los turistas alimentan a los monos que pueden conseguir toda la fruta que quieran de los árboles ¿?

Subimos al scooter y nos alejamos de ese lamentable espectáculo en busca de otro sitio para divisar los lagos. La carretera discurre por montaña y a un lado, al fondo de los acantilados están los dos lagos (el Buyan y el Tamblingan). De nuevo el ingenio balinés. A lo largo de la carretera hay decenas de bares y restaurantes con mesas cubiertas, columpios, canastas para sentarse, tarimas y bancos suspendidos; todo ello lo más cerca posible del acantilado, lo más cerca posible para contemplar el lago. Al parar los encargados de cada una de esas infraestructuras y varios vendedores de recuerdos y baratijas empezarán con un saludo y la serie de preguntas de rigor (cómo estás, nacionalidad, cuánto tiempo en la isla, dónde te hospedas) para acabar ofreciendo su producto que al rechazar amablemente te darán las gracias y se irán a por el siguiente turista.

norte de Ubudnorte de Ubud

 

 

 

 

 

El lago Buyan parece dominado por el hombre. Rodeado de casas y con un camino pavimentado que llega hasta la orilla. Seguimos con la esperanza de que el lago Tamblingan sea menos civilizado. Por lo menos, en la distancia y cubierto de espesa vegetación, lo parece.

norte de Ubud

Banyumala Waterfall

Banyumala Waterfall (o Twin waterfalls) es poco conocida. Eclipsada por Sekumpul Waterfall (la más turística) y las de Munduk que están en la misma carretera que lleva hasta el pueblo del mismo nombre, donde están los alojamientos para visitar la zona de los lagos.

En la carretera que bordea el lago Buyan, muy cerca de toda la infraestructura preparada para sacarse la mejor foto para Instagram, hay un desvío. Un pequeño camino más o menos pavimentado que baja y sube hasta llegar a un improvisado “parking”. Después de pagar las 15.000 rupias de la entrada, esperaban unas cuantas escaleras de bajada hasta la cascada pero merece la pena. Apenas hay turistas, un par de parejas con sus guías/conductores y nosotros. No hay vendedores pululando. Solo las cascadas y el agua invitándome a que me sumerja. Y acepté la invitación. El baño en agua fresca después de todo el día en scooter a pleno sol y tragando humo y polvo, fue una sensación increíble. Casi lo mejor de la jornada… 

norte de Ubud

norte de Ubud

norte de Ubud

Munduk

Seguimos subiendo por interminables curvas mirando un cielo cubierto de nubes negras. Las nubes no se acercan, nosotros vamos a su encuentro. Unas cuantas gotas de aviso y empieza a llover. Seguimos adelante empapándonos y forzando los frenos en cada bajada. Por supuesto, al llegar al pueblo de Munduk, deja de llover aunque el cielo sigue cubierto y amenazante. Poco paisaje podemos ver hasta que se despeje.

Cuando por fin asoma tímido el sol y con una agradable temperatura salimos en busca de nuestros anhelados paisajes. Nos metemos por caminos donde solo cabe una scooter (esperando no cruzarnos con otra de frente) hasta que se hace imposible seguir. Caminamos por senderos entre campos de arroz, rodeados de colinas que nos hacen sombra hasta que el sol se esconde tras ellas.

norte de Ubudnorte de Ubudnorte de UbudLago Tamblingan

Aunque no somos de madrugar para ver amaneceres, aún es de noche y hace frío cuando salimos de Munduk en dirección al lago. Llegamos al lago con los primeros rayos, no hay esa niebla que envuelve en misterio las aguas tranquilas pero merece la pena haber ganado la batalla al despertador para contemplar lo que tenemos ante nosotros. No somos los únicos. Un par de turistas con sus conductores y una pareja indonesia en la sesión fotográfica de su boda. No los suficientes para estropear el paisaje, ni para disputarse los mejores sitios para hacer las fotografías.

norte de Ubudnorte de Ubudnorte de UbudAunque no nos esperábamos ver tantos turistas en Munduk (poquísimos comparados con el resto de Bali), todo indica que ver el amanecer en el lago Tamblingan todavía no está en la lista de las cosas obligatorias que hay que hacer en la isla de Bali. Eso lo convierte en un lugar tranquilo, sin nadie que moleste mientras disfrutas del espectáculo que la naturaleza nos ofrece cada día a todos.

¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.
  • Suscríbete a nuestro Newsletter y una vez al mes recibirás las novedades de nuestro blog.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Volver arriba