Saltear al contenido principal
Bunaken. Paraíso Bajo El Agua

Bunaken. Paraíso bajo el agua

print

La isla de Sulawesi no es la excepción de Asia. Es sucia, ruidosa, caótica. Además estamos en Manado (la segunda ciudad más poblada después de Makassar), no hay nada que hacer o que ver. Manado se usa como base para ir a Tomohon y/o Bunaken aunque la verdad es que a nosotros nos gusta Manado. Si no estás cerca del puerto ni de la estación de autobuses (donde se concentran los turistas) es un lugar donde apreciar la verdadera vida de sus gentes, esas gentes que no viven de intentar sacarle todo el dinero posible a cada incauto e inocente turista que se les cruza por delante.

Volviendo a lo sucio, ruidoso y caótico. Después de preguntar varias veces por el barco que va a Bunaken y esquivar a los que intentan llevarte a sus lanchas rápidas arguyendo que hoy no hay barco, lo encontramos.

Es pronto nos queda más de una hora de espera mientras sube la marea y cargan el barco. Más de una hora de espera a bordo de un barco amarrado a la orilla de un río que parece ser el vertedero de la ciudad. Más de una hora de espera donde las ratas andan tranquilamente por todas partes a plena luz del día y sin ningún temor a los humanos. Más de una hora de espera viendo a los escuálidos perros callejeros que esperan ansiosos algún resto de comida entre todo lo que cada persona tira al suelo. Pero lo peor es: más de una hora de espera al lado de un bar con karaoke. Los indonesios no tienen vergüenza ni ningún tipo de complejo a la hora de ponerse detrás de un micrófono; algo evidente desde que empiezan a “cantar”.

Por fin llega las 14:30. Hora de partida. Le decimos adiós a las ratas en las que estábamos centrados para evadirnos de los gritos que salen del karaoke y empezamos a navegar entre la basura del río. Ventiladores, cajas de comida, garrafas y botellas de agua, cientos de  latas de refrescos, otras tantas de cerveza, unos cuantos bidones de gasolina, 1100 kg de cemento y una decena de pasajeros contándonos a nosotros. Todo y todos rumbo a la pequeña isla de Bunaken.

bunaken

Bunaken

Bunaken es una pequeña isla de 8 km² al norte de Sulawesi. Si buceas es muy probable que el nombre te suene pero qué convierte a Bunaken en un paraíso a ojos de buceadores de todo el mundo, por qué aquí es especial, por qué aquí y no en alguna de las más de 17.000 islas que componen el país.

Si lo que buscas son playas de arenas blancas para relajarte y bañarte, olvídate de Bunaken y vete a las islas Togean o a Bara. Casi la totalidad de la isla está rodeada por manglares haciendo poco apetecible o imposible pasear por la playa pero, gracias a estos mismos manglares, la barrera de coral está protegida y casi intacta convirtiendo la isla en un paraíso submarino.

bunaken

Bunaken Sea Garden Resort

En poco más de una hora atracábamos en la misma arena de la playa y allí estaba para recibirnos Harrie, el holandés dueño del Bunaken Sea Garden Resort. Nos subimos al remolque de su moto y nos llevó hasta su resort por estrechas calles saludando a todos los que se cruzaban en nuestro camino.

A unos 20 km/h llegamos en unos diez minutos al resort. Un paraíso donde todo funciona bien a un ritmo relajado. Perros, gatos y unos pocos trabajadores sonrientes conviven en una atmósfera relajada. Son como una pequeña familia. Alrededor del jardín a unos pasos del mar hay tres diferentes tipos de cabañas de madera y una gran terraza que hace las veces de comedor, sala de estar, lugar de reunión y recepción. No estábamos en temporada alta y pudimos elegir una villa estilo Minahasa con vistas al mar sólo para nosotros.

bunaken

El Bunaken Sea Garden Resort tiene una situación privilegiada. No tienes más que ponerte el equipo de snorkel y adentrarte unos metros en el agua para poder observar el coral del fondo y llegar a una pared vertical de coral considerada uno de los mejores lugares de la barrera de coral que rodea la isla.

A todo esto, nosotros, tuvimos la suerte de añadir buena compañía. Teresa y María José, dos barcelonesas con las que compartimos agradables veladas antes y después de las comidas. Y con las que compartimos las dos inmersiones que hicimos. 

bunaken

Bunaken bajo el agua

El primer día que íbamos a bucear nos echamos atrás ya que soplaba un viento muy fuerte y Kasia arrastraba un pequeño resfriado desde hace unos días. Nos decidimos por el snorkel como primer contacto con las aguas de Bunaken.

Al cabo de unos pocos metros nadando empezaron a aparecer las primeras estrellas de mar, los primeros corales y cientos de peces de colores. Durante los primeros 50 o 60 metros el coral está en el fondo hasta llegar a una pared que cae en vertical más de 50 metros. Nos dejamos llevar por la corriente a lo largo de la pared mientras mirábamos fascinados los distintos tipos de coral y los peces, hasta que apareció una manta y tortugas que nadaban tranquilamente bajo nosotros.

El único inconveniente son las mareas. Con marea baja en muchos lugares resulta imposible salir o entrar al agua sin pasar por encima de los corales y sin hacerles daño a ellos y a tus pies.

bunaken

Buceo en Bunaken

Después de los peces, la manta y las tortugas que vimos durante el snorkel, estábamos ansiosos por bucear y, con suerte, ver algún tiburón.

Todo Bunaken y las islas cercanas tienen varias zonas de buceo, como nosotros somos novatos en el mundo del buceo (eran nuestra tercera y cuarta inmersión) nos dejamos llevar por las recomendaciones de Harrie, Teresa y María José que junto con un divemaster compondrían nuestra compañía bajo las aguas. La elección fue Fukui y Likuan 1. 

Fukui no nos pareció tan buen lugar hasta que una tortuga pasó a medio metro sobre nosotros. Además yo tuve muchos problemas con la máscara que me había comprado unos días antes y gasté mi botella de aire en 40 minutos ya que me entraba agua constantemente y apenas me dejaba ver nada.

Para la segunda inmersión en Likuan 1 me ajusté la máscara al máximo y, aunque parecía un mapache cuando salí a la superficie, pude disfrutar de la inmersión. Decenas de tortugas, bancos de atunes, peces de todos los tamaños y colores. Un encuentro con un poco amigable trigger fish que defendía su territorio que no tuvo consecuencias salvo una subida de adrenalina en todos nosotros.

Todo Bunaken National Marine Park es uno de los mejores lugares para la práctica del buceo. Algunas zonas están recomendadas para buceadores experimentados debido a las fuertes corrientes pero en la isla de Bunaken podrás disfrutar de buenas inmersiones incluso siendo un primerizo como nosotros. Si bucear no es lo tuyo, sigue siendo uno de los mejores lugares donde practicar snorkel no sólo en Sulawesi, también en Indonesia.


Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros posts.

The following two tabs change content below.
The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba