Saltear al contenido principal
Qiu Xiaolong. Escritores Que Inspiran (2)

Qiu Xiaolong. Escritores que inspiran (2)

print

Quizás no conocías al escritor de la primera entrega de esta serie de post o quizás, sí. Al protagonista de esta segunda entrega es muy probable que no lo conozcas aún siendo ávido lector de libros sobre viajes, reportajes, aventuras y demás. Porque simplemente el protagonista de hoy no escribe sobre viajes sino sobre China, su país natal.

Qiu Xiaolong te inspirará a conocer China. A querer saber más de su historia. A conocer su pasado reciente, desde los años de Mao Zedong, la Revolución Cultural y el Gran Salto Adelante hasta su transformación en lo que es hoy en día: la fábrica proveedora de la mayoría de productos del resto del mundo. Si quieres un ejemplo, mira la etiqueta de la ropa que llevas o las cosas que tienes por casa. Lo más seguro es que ponga Made in China.

Qiu Xiaolong. Un poco de su vida

Qiu Xiaolong nació en Shanghái a principios de los años cincuenta del siglo pasado, aunque desde 1988 vive en los Estados Unidos. Durante la Revolución Cultural su familia fue tachada de “negra”. Su padre fue obligado por la Guardia Roja a escribir una confesión sobre sus “crímenes como capitalista” aunque fue Qiu quien la escribió. Normalmente la Guardia Roja obligaba a reescribir las confesiones varias veces. La de Qiu, la aceptaron a la primera.

Qiu es poeta (en chino e inglés), traductor, novelista, crítico y profesor en la Universidad de Saint-Louis. Se especializó en literatura angloamericana y tradujo a grandes autores al chino, entre ellos a T.S. Elliot. En 1988 viajó a Estados Unidos para escribir un libro sobre Elliot y al ver por televisión las protestas en la Plaza de Tian’anmen de 1989 decidió quedarse en los Estados Unidos por miedo a las represalias del Partido Comunista en China.

Sus novelas

Qiu Xiaolong nos muestra la China de Deng Xiaoping. El Shanghái de los años 90 del pasado siglo. Una ciudad y una cultura que ha sido moldeada por lo acontecido en toda China en las décadas anteriores. Una sociedad llena de heridas abiertas, de cicatrices, de desigualdades, de cambios tanto dentro del Partido Único como fuera de él. Una sociedad en pleno desarrollo. La pobreza de muchos y la nueva riqueza de unos pocos. Los miembros que se suben a lomos del desarrollo y los prescindibles que se quedan anclados en el pasado.

Para hablar de esa sociedad de la China de los años 90 relata, sin parecer un aburrido libro de historia, los años de gobierno de Mao Zedong y Deng Xiaoping. Los planes y reformas que llevaron a cabo. No solo desde el punto de vista actual con sus consecuencias sino que explica la situación del país en la época en que se elaboraron esos planes de “desarrollo”, por qué se llevaron a cabo y qué pretendían conseguir con ellos. La teoría de las ideas, proyectos y reformas, al igual que el comunismo en si mismo era buena pero al llevarlo a la práctica resultó catastrófico. Si además incluyes poder y dinero y la corrupción que se deriva de ellos, el coctel puede ser mortal para millones de personas como ocurrió con la Revolución Agrícola en China.

Qiu Xiaolong

El Inspector Jefe Chen Cao

El Inspector Jefe Chen Cao es el protagonista de sus novelas. Al igual que el propio autor es poeta y traductor. Inclinado hacia el Confucionismo como herencia de su padre. Intenta ser fiel al Partido Único del que forma parte aunque discrepa con muchos aspectos.

Además de ser novelas policiales, en cada libro se pueden encontrar versos de grandes poetas chinos tanto antiguos como actuales, frases de Confucio, referencias a la arquitectura, la historia, la política y la gastronomía.

La comida tiene una gran importancia para el Inspector Jefe Chen Cao. Nos llevará a las cocinas tradicionales de los hogares, de los puestos callejeros, de los pequeños restaurantes y de los de alto nivel. Cuenta sobre platos centenarios como los fideos al otro lado del puente, pollo tres veces amarillo, cabezas de pato sin cráneo… hasta llegar según la definición del autor a los platos crueles. El mayor ejemplo serían los sesos de mono, que son extraídos de un mono vivo en el mismo momento en que lo sirven en la mesa.

Críticas dispares

Muchos (entre los que me incluyo) piensan que el verdadero protagonista de las novelas no es el Inspector Jefe Chen Cao sino la sociedad china. El caso a resolver por el inspector es solo la excusa para sacar a la luz alguna parte de la sociedad, algún acontecimiento o profundizar en algo que el lector conoce solo por encima.

Gracias a esto, se puede conocer un poco mejor lo que pasó en tiempos de Mao y Deng. Además de las reformas de las que muchos hemos oido hablar, es posible conocer los abundantes casos de corrupción, los favoritismos con los hijos de los altos cargos del Partido Único, las triadas, las chicas K y las chicas de triple alterne y muchas más cosas, vedadas a Occidente, que cambiaron al país hasta convertirlo en el que es hoy en día.

Por otro lado, los críticos chinos le acusan de no describir la China real, de que escribe sus novelas destinadas al lector occidental (bastante evidente ya que escribe en inglés). Algo de esperar teniendo en cuenta muchos de los “escándalos, críticas al Partido y corrupción” que se pueden encontrar en sus novelas.

Serie Chen Cao

Si eres de los que les gusta conocer otras culturas, otras gastronomías o simplemente estás interesado en conocer China, te recomiendo que leas sus novelas. Todas. Ninguna me pareció pesada, aburrida o repetitiva. Además solo son nueve:

  • Muerte de una heroína roja
  • Visado para Shanghái
  • Cuando el rojo es negro
  • El caso de las dos ciudades
  • Seda roja
  • El caso Mao
  • El crimen del lago
  • El enigma de China
  • El dragón de Shanghái
[Fuente de las fotos: aquí (primera foto) y aquí (segunda).]

Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros post.

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba