Saltear al contenido principal
Erzurum, Cerrando El Círculo

Erzurum, cerrando el círculo

print
Estamos esperando sentados en un banco a las puertas de la estación de trenes. Vemos un coche que aparca y salen ellos, dejando las mochilas en el banco nos acercamos sonriendo y nos abrazamos como viejos amigos. Sus sonrisas son sinceras, su amistad también… teníamos que venir, teníamos que desviarnos un poco de nuestra ruta porque, estando tan cerca de ellos, hubiera sido inaceptable no venir.

Cerrando el círculo. Así nos sentimos. Estamos de nuevo en Erzurum, en el este de Turquía, en casa de Erol y Fatma como la primera vez. Allá por finales de enero del 2016 llegamos aquí con nuestras bicicletas. Erol y Fatma nos acogieron en su piso de estudiantes y nos trataron como si fuéramos los dos miembros más queridos de la familia. Aquí en Erzurum, después de un intento fallido (entre 15 y 25 bajo cero y un palmo de nieve en las carreteras) de llegar a Irán pedaleando, tomamos una difícil decisión: cambiar las bicicletas por nuestras viejas mochilas. Y ellos estuvieron allí, apoyándonos, ayudándonos en esos días duros de toma de decisiones y estrés. 

Han pasado más de tres años y medio desde nuestra visita. Ahora ya no son estudiantes. Erol es profesor de inglés en un colegio privado y Fatma, después de trabajar dos años, se está preparando los exámenes (como las oposiciones en España) para ser profesora. Alquilan un apartamento mejor, tienen coche y se casaron el pasado mes de julio. 

Descubriendo Erzurum

Sin esas temperaturas bajo cero y sin nada que hacer excepto disfrutar de la compañía de nuestros amigos, ayer nos fuimos a descubrir Erzurum. Paseamos por el centro con un agradable sol en el cielo azul, visitamos algunos lugares que nos interesaban y otros que Fatma nos recomendó.

Probablemente somos los únicos turistas extranjeros de la ciudad y mucha gente se gira al oírnos hablar en otro idioma, normalmente me hablan pensando que soy turco hasta que digo “İspanya”. 

Después de ver el Castillo de Erzurum y una mezquita del siglo XII reconvertida en museo, Fatma nos llevó a las Casas Históricas de Erzurum (Tarihi Erzurum Evleri) a disfrutar de la comida tradicional turca. Hace 300 años esta construcción consistía en 11 casas y un caravanserai. Debido a los crudos y fríos inviernos y por seguridad las casas de unos 40 o 50 metros cuadrados se construían unas pegadas a otras aunque cada una tuviera su entrada independiente. Las paredes son de 80 centímetros de grosor cubiertas con capas de nidos de golondrina y aisladas con una capa de cemento o adobe de casi un metro. Hoy en día lo han convertido en un restaurante con atmósfera de museo etnográfico. El interior esta decorado con miles de objetos antiguos y es como un laberinto de pequeñas estancias con mesas bajas y plataformas donde sentarse a degustar un té acompañado de algunos de los platos y postres más tradicionales turcos. Muchos locales vienen aquí a pasar el rato con amigos mientras beben litros de té turco… por algo Turquía es el mayor consumidor de té del mundo.

Erzurum

Erzurum

Erzurum

Erzurum

Madraza de los dos minaretes

La Madraza de los dos minaretes (Çifte Minareli Medrese) fue construida en el siglo XIII y es la decoración de su fachada principal lo que la caracteriza. Al llegar nos encontramos con un autobús de turistas turcos pero la verdad es que son bastante tranquilos y silenciosos y no tienen nada en común con nuestros temidos grupos de turistas hindúes o chinos. 

Lo malo de que poca gente visite esta parte de Turquía, y menos aún la ciudad de Erzurum, es que todo está preparado para el turista nacional… todo está escrito en turco pero nosotros tenemos a Fatma que una vez más se reveló como una estupenda guía y traductora… Ella fue la que nos contó la historia de los minaretes.

No hace falta fijarse mucho para ver que los minaretes son diferentes. La razón es que uno de ellos fue construido por un profesor y otro por su alumno. A medida que se iban terminando el profesor se dio cuenta de que su alumno le aventajaba con creces. El alumno orgulloso de su trabajo llegó a ordenar al profesor que fuera a llenar la jarra de agua (en Turquía los jóvenes son los que se ocupan de ese cometido para servir a sus padres y sus profesores), el profesor ofendido y con el orgullo herido dijo: “yo era el profesor, el erudito y ahora soy el que sirve” y acto seguido subió a lo alto de su minarete y saltó al vacío. El alumno arrepentido por su comportamiento hacia su maestro subió a su minarete y también saltó al vacío. 

Erzurum

Erzurum

Ataturk en Erzurum

Algunos de los acontecimientos históricos más importantes de lo que hoy conocemos como Turquía se produjeron aquí, en Erzurum; aunque nada hay en las guías y casi nada en Internet.

En el Sanasaryan College (actualmente el Museo de pintura y escultura de Erzurum) desde el 23 de julio y el 7 de agosto de 1919 se reunieron en asamblea un grupo de turcos revolucionarios encabezados por Ataturk. De aquella reunión, llamada Congreso de Erzurum, salieron varias decisiones importantes que cambiarían el curso de la historia turca: la disolución del Imperio Otomano y la creación de la actual República de Turquía.

Erzurum

Erzurum

En Erzurum, como en muchas otras ciudades, hay una de las casas donde Ataturk se hospedaba cuando visitaba la ciudad pero en la de Erzurum (hoy convertida en un museo muy interesante) ocurrió algo que cambiaría la historia de Turquía. Cuando a principios de julio de 1919 Ataturk dimitió de la Armada del Imperio Otomano de la que formaba parte, el Sultanato envió al General Kâzım Karabekir a detenerlo pero cuando el general y sus tropas llegaron a la casa de Ataturk y entraron dijo: “Vine aquí para expresar el respeto y el honor de todos los oficiales y de los hombres alistados bajo mi mando. Usted, de ahora en adelante como era antes, es nuestro respetable comandante. Traje el coche del comandante del cuerpo y una caballería para escoltarle. Comandante, todos estamos a su servicio.” Ataturk que pensaba que la revolución había terminado incluso antes de empezar, abrazó al general y le dio las gracias… el Imperio Otomano tenía los días contados. 

Erzurum, cerrando el círculo

Al igual que nos pasó aquí en el 2016 (y otras muchas veces) nos quedamos más de lo que teníamos pensado. En lugar de un par de días, hemos decidido no ir al Lago Van y quedarnos un par de días más. Nos sentimos tan bienvenidos aquí que no queremos irnos sin haber pasado más tiempo nuestros amigos que nos traen tan buenos recuerdos de nuestra primera visita a pesar de las dificultades que pasamos en aquel tiempo. Pasamos horas hablando de todo. Nuestro viaje, comida turca, tradiciones, su boda… Ellos nos preguntan por algunos de los países que hemos visitado y nosotros aprovechamos para aprender todo lo posible sobre Turquía, sus costumbres, sus tradiciones, su religión, su gastronomía, su música y, por supuesto, sobre el té mientras bebemos una taza tras otra de la bebida más consumida del mundo después del agua.

Erzurum

Erzurum

¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.
  • Suscríbete a nuestro Newsletter y una vez al mes recibirás las novedades de nuestro blog.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Latest posts by Víctor (see all)

Esta entrada tiene 2 comentarios
  1. Hola
    A nosotros nos encantó Erzurum, pero no sabíamos de la importancia que tuvo en la historia moderna de Turquía.
    Gracias por las informaciones.
    Besos

    1. Hola Trini.

      No sé el porqué pero no me extraña el hecho de que vosotros ya hayáis estado en Erzurum. Lo que aún no comprendo es para qué tenéis casa si os pasáis más tiempo por ahí que en Barcelona.

      Disfrutad del Caribe y a ver si repetimos un encuentro como el de Taipei pero con más tiempo.

      Un saludo desde Plovdiv (que seguro que conocéis)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba