Saltear al contenido principal
Australia. Dos Planes Y Una Decisión

Australia. Dos planes y una decisión

print

Ha pasado nada menos que un mes entero desde la última vez que escribimos en el blog. En Facebook e Instagram no se puede decir que haya mucho más. Nunca nos había pasado algo así. No, no estábamos de fiesta para celebrar los dos años de nuestro viaje; ni de resaca. No, no nos hemos cansado de escribir; ni de viajar. Sí, tenemos conexión a Internet. Sí, por supuesto que tenemos muchas cosas que contar y compartir, fotografías que enseñar y vídeos que preparar.

Entonces… ¿qué pasa? 

Australia es lo que pasa. El país donde, como dicen sus habitantes, todo es AWESOME. Los parques naturales: Awesome. Las playas: Awesome. La gastronomía: Awesome. La fauna: Awesome. Los millones de moscas que te acosan fuera de las ciudades: Awesome. Mierda, he pisado una ídem de vaca: Awesome… y así hasta el infinito (que es awesome).

Ya sabrás que nos pasamos casi un mes conduciendo, sin prisas, desde Darwin hasta Perth. Más de 7000 kilómetros en nuestro coche/dormitorio, un Holden Viva rebautizado como Kangura. También sabrás que no estábamos solos. Durante todo este road trip fuimos en compañía (aunque en coches diferentes) de nuestros amigos Irene y Dominique.

Después de pasar horas y horas conduciendo, ningún día se nos pasó por la cabeza ponernos a escribir para el blog. La falta de un lugar donde sentarnos cómodamente, el no poder cargar las baterías de nuestra electrónica y las veladas observando los atardeceres en el outback australiano con una cerveza o una copa de vino en la mano mientras conversábamos de millones de cosas con nuestros compañeros de road trip, nos hicieron posponer un día tras otro el trabajo que requería nuestra página web. Por suerte para prevenir el olvido de todo lo que vivíamos, Kasia escribía algunas líneas en su diario. Te prometemos que, gracias a esas líneas, te iremos contando todo lo que pasó, los lugares que visitamos, los animales que vimos y todo lo que sentimos.

awesome

Tuvimos mucho tiempo libre para pensar en nuestros planes futuros mientras conducíamos y disfrutábamos del paisaje pero no lo hicimos. Apenas un par de días antes de llegar a Perth, analizamos nuestras opciones y nos quedamos con dos de ellas para elegir.

Opción 1

Descansar un poco en Perth y seguir conociendo el país por el sur y el este. Hacer la clásica ruta por Australia, visitar Tasmania, ir a Uluru, Ópera en Sydney, sumergirnos en los rincones culturales de Melbourne, y directos a Nueva Zelanda.

La verdad es que por Australia se viaja fácilmente y no es un país tan caro como se piensa si te organizas y piensas un poco antes de hacer la compra. Nos gustó tanto regresar a nuestra “cultura occidental” que empezamos a plantearnos si quedarnos más tiempo en tierra de canguros antes de dar el salto a las antípodas españolas (Nueva Zelanda).

De esa idea surgió la segunda opción.

Opción 2

Quedarnos en Perth. Aplicar para el visado de estudiante para mí (y Partner Visa para Kasia) y aprovechar la estancia para mejorar mi inglés. Mientras tanto trabajaremos en nuestra página web y descansaremos un poco de tanto movimiento.

Llevar a cabo la segunda opción no tiene nada de fácil. Probar el estilo de vida australiano, cómo se vive en Perth, los precios del alquiler, las posibilidades laborales y encontrar una escuela con buenas opiniones que permita mejorar mi inglés. Cuando tuviéramos la información de todo lo anterior, decidiríamos si hacemos de Perth nuestro hogar para unos meses.   

Después de muchas búsquedas, muchas preguntas a gente que vive o ha vivido aquí y el tiempo que hemos pasado en la ciudad; hemos llegado a la conclusión de que Perth nos gusta.

Una ciudad de dos millones de habitantes en un área de más de 5000 kilómetros cuadrados. Las distancias son enormes porque lo que más tienen en Australia es espacio. Buenas carreteras sin atascos de tráfico. Playas y parques en la misma ciudad. Parques Nacionales cercanos donde pasar un día libre. Un clima mediterráneo moderado, sin la humedad alicantina gracias a Fremantle Doctor, una brisa veraniega que cada día sopla desde el suroeste refrescando toda la ciudad.

Estamos preparando toda la documentación necesaria que no es fácil. Uno de los apartados del formulario para solicitar el visado es escribir los países que hemos visitado en los últimos diez años con la fecha de entrada y salida de cada uno de ellos; tarea nada fácil sin tener nuestros viejos pasaportes a mano. Rellenar este apartado nos has llevado casi un día entero.

Aplicaremos esta semana y si todo sale bien y la Oficina de Inmigración australiana nos concede los visados, nos quedaremos en Perth ocho o nueve meses.

¿Después? Además de ser el paso más lógico, todo parece indicar que le tocará el turno a Nueva Zelanda pero, ya sabes, que lo nuestro no es seguir la lógica ni los planes aunque sean idea nuestra.


Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros posts.

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Latest posts by Víctor (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba