Saltear al contenido principal
Shangri La ¿mito O Realidad?

Shangri La ¿mito o realidad?

print

En los años treinta del pasado siglo James Hilton escribió la famosa novela “Horizontes perdidos” en la que describía un utópico y paradisíaco lugar: la ciudad de Shangri La. Cuando algo es difícil o imposible decimos que es trabajo de chinos porque son capaces de todo o eso creen ellos. Incluso convertir un mito en realidad. Aquí te contamos cómo lo han hecho y qué hacer en Shangri La, una leyenda hecha realidad.

El mito de Shangri La

Es un mito tan conocido por todos que muchos piensan que es una realidad y, en cierta manera, lo es. Para muchos Shangri La es sinónimo de su propio camino, destino o paraíso. Peregrinos o personas que quieren encontrarse a sí mismas, salen en su búsqueda. Desgraciadamente sigue siendo solo eso: un mito. Algo que, en nuestra realidad, nadie ha visto nunca como la Atlántida o un político incorruptible.

Qué hacer en Shangri la

Una de las tantas stupas en la ciudad vieja en Shangri La

Para aprovechar esa fama y explotar el turismo, en diciembre de 2001 la ciudad de Zhongdian en chino o Gyaitang en tibetano fue renombrada como Shangri La. Poco tiene de tibetana, aparte de la altitud (unos 3300 m.s.n.m.) y la población tibetana aunque muchos de ellos ni siquiera viste con ropas típicas.

Qué hacer en Shangri la

Mujeres tibetanas a la espera de turistas

El casco antiguo no es antiguo pero esta vez tiene un motivo justificado. La noche del 10 de enero de 2014 un devastador incendio acabó casi con la totalidad de la arquitectura en madera que caracterizaba al lugar y provocó el desplazamiento forzoso de más de 2000 de sus habitantes. A pesar de ello merece mucho la pena visitar la ciudad durante un par de días. Cuando te canses de caminar por las calles llenas de tiendas de souvenirs, puedes internarte por algunas de las pequeñas calles. Descubrir la verdadera vida de sus habitantes fuera de las miradas del turista. Hay una alta probabilidad de que te inviten a sentarte a jugar con ellos a las cartas aunque no sepas a que juegan.

Qué hacer en Shangri la

Las mujeres tibetanas rezan en el Golden Temple

Qué hacer en Shangri la

La ciudad reconstruida sobre sus cenizas

Qué hacer en Shangri La gratis

La ciudad es la primera parada antes de adentrarse en otras “pequeñas” poblaciones tibetanas y está muy preparada para el turismo chino y extranjero.

Shopping

Hay muchas tiendas con ropa y material de montaña; algunas de ellas de marcas reconocidas internacionalmente con precios altos y otras con miles de falsificaciones con precios ridículos. No vas a escalar el Everest o sea que si necesitas un polar barato, este el lugar para comprarlo.

Aunque si quieres buena calidad y durabilidad te aconsejo que inviertas un poco. No es lo mismo una buena chaqueta con Goretex que un trozo de plástico al que le ponen una etiqueta de una marca conocida. Si escoges la segunda opción, en nada que salga el sol, te sentiras como si llevaras una bolsa de basura ajustada a tu sudoroso cuerpo.

Qué hacer en Shangri la

Aunque no lo parezca (porque estuvimos fuera de la temporada), la mayoría de los establecimientos son tiendas y restaurantes

Templos tibetanos

En la misma ciudad junto al casco antiguo y se puede visitar el Templo Baiji conocido como 100 Chicken Temple. Aunque no estuvimos, solo oímos que es un viejo y casi abandonado templo en el que viven un par de monjes y muchas gallinas con la consiguiente suciedad y olor de un gallinero. Si no te van los animales de granja, aún tienes más opciones gratuitas.

Qué hacer en Shangri la

Qué hacer en Shangri la… Ver los templos. Por ejemplo Golden Temple. Me pregunto si es realmente de oro

En el mismo casco antiguo está el Golden Temple con varios edificios que contienen estatuas de Buda, banderas de oraciones por doquier y todo lo que caracteriza a un templo budista y por fin algo diferente…

Rueda de oración más grande del mundo

A pesar de ser dorada y la más grande del mundo es fácil que pase desapercibida sino sabes que está allí. No somos muy cultos en el budismo y no teníamos ni idea de su existencia pero la descubrimos. Después de subir el primer tramo largo de escaleras mira hacia la derecha y entre algunos árboles se verá más de la mitad superior ya que para llegar a sus pies hay que bajar unas escaleras hasta llegar a una pequeña terraza-mirador. Podrás disfrutar de las vistas de la ciudad por un lado, el casco antiguo por otro y de la rueda de oración más grande del mundo. Es posible verla en movimiento pero necesitaras la colaboración de unas cuantas personas. Se dice que el número mínimo de personas necesarias es de seis. Nosotros éramos cuatro y ni lo intentamos.

Qué hacer en Shangri la

En el fondo, detrás de las banderas…

Qué hacer en Shangri la

Aquí está y realmente grande

Qué hacer en Shangri La con dinero        

Si tienes más tiempo y dinero para gastar, a unos cuantos kilómetros en autobús hacia el norte está el Monasterio Songzanlin (más información aquí) pero el precio de la entrada sigue los estándares chinos: entradas caras o muy caras. 125 yuanes o 75 para estudiantes menores de 25 años; desgraciadamente hace muchos años que no paso por joven estudiante.

A unos 20 kilómetros a suroeste se encuentra el joven (abierto en 2007) Parque Nacional de Pudacuo o Putacuo o Potatso (en cada lugar se llama diferente) con una entrada de las muy caras, 258 yuanes. Más información aquí.

Cuánto tiempo en Shangri La

Cada persona es diferente, le fascinan cosas diferentes y le aburren cosas diferentes. Si es la primera aproximación a tierras tibetanas y a la altitud es aconsejable quedarse un par de días paseando por la ciudad para aclimatarse. No cometas el error de quedarte tumbado en la cama durmiendo, para aclimatarte tienes que moverte un poco y beber mucho líquido (a ser posible sin alcohol). Si te limitas a ver los templos de la ciudad y el casco antiguo, tendrás bastante con un día y medio. Si quieres ver también lo que ofrecen los alrededores, necesitaras un día o dos más. Hay excursiones diarias (incluso fuera de temporada) o puedes alquilar bicicletas bastante decentes y en buen estado.

A pesar de que tal vez no haya tantas cosas que hacer en Shangri La, nosotros nos sentíamos tan bien en la ciudad casi vacía fuera de temporada que nos quedamos cuatro días. Después de bastante tiempo por “pequeñas” poblaciones sin lujos más allá de una cama y ducha caliente; decidimos darnos el lujo de pizza en un restaurante llevado por un italiano, un buen café expreso, cerveza fría y la buena compañía de nuestros amigos suizos, Irene y Dominique para disfrutar de todo ello.

Qué hacer en Shangri la

Con Irene y Dominique comiendo pizza

Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros post.

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba