Saltear al contenido principal
Esmirna. La Perla Del Egeo

Esmirna. La perla del Egeo

print

Evidentemente la ciudad nos encantó ya que tardamos ocho días en salir de ella. Después de mucho hablar entre nosotros llegamos a la conclusión de que no sólo fue la ciudad sino también las personas que conocimos allí.

Días antes de llegar escribimos a un Warmshower llamado Mustafa que en su perfil prometía ayudar en todo lo posible y así fue. Como él no estaba en la ciudad nos buscó otro alojamiento. Hay una gran asociación de ciclistas en la ciudad y, además están en contacto unos con otros como descubrimos al cabo de unos días.

Llegamos un viernes por la tarde a casa de Ilkay y conectamos al momento al ver que es una persona que ayuda a los animales, tiene a Kuki o Cookie, una Cocker Spaniel ciega cogida de la protectora y a Nohut (garbanzo), una gata negra con un solo ojo que fue la menos afortunada de su camada y nadie la quería. Las dos se enamoraron de Kasia, Kuki desde el primer día parecía entender polaco y Nohut el último día descubrió que sobre las piernas de Kasia se pueden echar unas buenas siestas.

Esa misma noche Ilkay ya nos proponía salir a tomar unas cervezas con sus amigas pero no aceptamos porque estábamos cansados pero al día siguiente aceptamos y nos llevó a un pub de ciclistas (Cinati) donde habían conciertos de varios grupos de rock y donde conocimos a Sema (su hermana), a Koray (el novio de Sema) y a dos antiguas ciclistas profesionales que ahora son profesoras de arte, de hecho, una de ellas, (Filiz) ha decorado parte del pub. Nos lo pasamos a lo grande viendo la afición de los turcos por la música en vivo y por bailar desde lo tradicional hasta una pareja bailando rock and roll al ritmo de una buena versión de Johnny B. Goode.

Pasamos los siguientes días paseando por la ciudad, sobre todo por Bornova, el barrio donde estábamos alojados. Gracias a Ilkay que nos llevó a sus sitios preferidos: el mercado del barrio que montan los miércoles y domingos en la planta baja de un edificio de aparcamientos o una tranquila cafetería para sentarte y escuchar jazz llevada, obviamente, por una cantante de jazz amiga de Ilkay.

En el barrio está el campus universitario, así que, una gran zona de bares, restaurantes y cafeterías está abierta y llena de gente de día y de noche. Aquí no sólo puedes ver universitarios, también mucha gente que viene a comer o a tomar un té durante su descanso en el trabajo. Los clubes abren hasta las cinco de la mañana los miércoles, viernes y sábados y allí puedes ver a toda la fauna de jóvenes modernos y muchos no tan jóvenes que se resisten a abandonar la vida nocturna y salen de caza o a exhibirse con sus ropas a la última moda y sus agresivos maquillajes tanto ellas como algunos de ellos. Y nosotros con la mitad de la ropa del Deca y las chaquetas que llevamos cuando pedaleamos.

Justo en esta zona tiene un bar-restaurante, el S.O.S. Cafe, desde hace quince años Koray, el novio de Sema que es la hermana de Ilkay (parece una telenovela) donde pasamos agradables ratos tomando un café y tiramisú, la especialidad de la casa; Koray en persona prepara todos los días un mínimo de diez bandejas que vende en su bar y a otros bares de alrededor. Mientras tanto nos dejábamos aconsejar sobre qué y dónde comer en cada barrio de la ciudad, además de qué rutas tomar por Turquía ya que Koray es de la asociación de ciclistas de la ciudad y ha pasado por muchas de ellas pero en verano… en invierno la cosa cambia. Gracias a él disfrutamos de una sopa de pescado deliciosa y abundante en un pequeño bar por una de las calles del famoso gran mercado de la ciudad, paseamos por el antiguo barrio judío y subimos en el ascensor histórico (el primer ascensor de Turquía). Koray es una persona interesante y emprendedora porque, además del S.O.S.Cafe, es distribuidor de Vans y Havaianas entre otras marcas y es el creador de Leggy tozluk; unos calentadores para las piernas para ciclistas aunque también hay modelos que son simplemente un complemento para los zapatos de ciudad, buscarlo en Internet para saber de que os hablo.

A lo largo de la semana estuvimos currando en la página web. Kasia rediseñando todo por unos problemas ajenos a nosotros y yo haciendo nuestra ruta más detallada.

Todos nos hacían sentir tan bien, como si estuviéramos en casa, que Kasia decidió pasar la Nochebuena allí e intentar cocinar algo típico polaco. No fue fácil pensar en que platos hacer sin tener los ingredientes que puedes encontrar en cualquier tienda polaca pero ella lo consiguió. Invitamos a Sema y a Koray y cuando llegó el día Ilkay nos dijo que igual venían más amigas de Sema y que traerían algo de comida. Al final éramos ocho personas y no sólo trajeron un montón de comida típica y casera, fruta, baklava casera, cerveza y tres botellas de vino turco delicioso; además decoraron el salón con un poco de espumillón, luces de colores, velas y servilletas con motivos navideños y, para acabar, nos hicieron regalos: un par de pulseras, un ojo de Fátima que cuelga en el manillar de Kasia y unos leggy de invierno para Kasia. Incluso para mí, que no me gustan estas fechas, fue algo maravilloso; como unas personas que apenas conoces se toman todas esas molestias para que pases bien unas fechas especiales. La noche fue genial como se puede ver en las fotos y, aunque no lo parezca son todas profesoras (de arte, de literatura turca y de historia). Sema es la del jersey rojo y la profesora de historia. A lo largo de la noche, varias veces intenté imaginarme a mi profesora de historia comportándose así pero no lo conseguí.

Teníamos planeado salir el día de Navidad pero a todos, sobre todo a Koray, les gustó tanto la tarta de queso que hizo Kasia que tuvimos que quedarnos un día más. Kasia le dio la receta a Koray y el día de Navidad hizo dos en el S.O.S.Cafe que pasaron a formar parte del menú de forma permanente.

With Koray at his bar

El día 26 salimos temprano para, como todo el mundo nos aconsejó, coger el tren de cercanías para salir de la ciudad y seguir con las bicis en dirección a Éfeso.

¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.
  • Suscríbete a nuestro Newsletter y una vez al mes recibirás las novedades de nuestro blog.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba