Saltear al contenido principal
¿Cómo Alquilar Una Royal Enfield? Consejos Prácticos

¿Cómo alquilar una Royal Enfield? Consejos prácticos

print

Lo más típico para hacer en Ladakh es alquilar una motocicleta clásica (lo mejor una Royal Enfield) y visitar los alrededores. Las Royal Enfield no son exactamente clásicas. Son nuevas pero se siguen fabricando como en los años cincuenta, es decir, sin plástico. Son de metal, muy pesadas (200 kilos con el depósito lleno) y con una gran falta de potencia para mover semejante mole pero muy cómodas de conducir con una posición bastante erguida, una vez te acostumbras a las vibraciones que sacuden la motocicleta y todo tu cuerpo.

¿Cómo alquilar una Royal Enfield?

La ruta por excelencia es desde Manali en el estado de Himachal Pradesh a Leh en el estado de Jammu & Kashmir y desde allí recorrer Nubra Valley e ir hasta el lago Pangong. Desde el 2015 sólo pueden circular por Ladakh las motos con matricula de allí. Eso significa que si la alquilas en Manali tienes que dejarla aparcada en Leh (pagando la mitad de la cuota de alquiler a la agencia de Manali) y alquilar otra para circular por Nubra y Pangong.

¿Cómo alquilar una Royal Enfield?

  • Una buena fuente de información actualizada sobre rutas, estado de carreteras y mucho más es la página web devilonwheels (en inglés)

  • Hay muchas agencias de alquiler en Leh pero la mayoría que se dedican exclusivamente a las Royal Enfield están en las calles Zangsti y Chanspa.

  • Los precios de cada modelo los fijan cada año entre todas las agencias pero siempre se puede regatear, sobre todo al comienzo de la temporada. Cuando estuvimos nosotros los precios por la Bullet de 350cc era de 1300 rupias por día y 1600 rupias por una 500cc. Nos llegaron a ofrecer una 500cc por 1000 rupias al día pero no estaba en tan buenas condiciones como una 350cc de otra agencia que conseguimos por 950 rupias al día.

  • No te preocupes, normalmente, ninguna motocicleta tiene seguro y muchas (las nuevas) llevan pegatinas que hacen de matrículas temporales. El único papel que necesitas es una hoja amarilla con los datos de la agencia que tienes que mostrar en cada punto de control.

  • Hay que pedir a la agencia, además del juego de herramientas que va incluido en la motocicleta, algunas piezas de recambio (como mínimo cables de acelerador y embrague y una bujía), parches o una cámara nueva y, por supuesto, un hinchador. En una de las agencias nos ofrecían la cámara de repuesto pero no el hinchador y cuando le pregunté cómo hinchar la nueva cámara en caso de pinchazo me miró con cara de Forrest Gump.

  • Para meter tu equipaje y todo lo del punto anterior tendrás que pedir también unas alforjas o conseguir uno de los pocos maleteros que hay en Leh donde atar tus cosas.

  • En Leh hay varias gasolineras pero en Nubra y Pangong hay un gran déficit de gasolineras, más bien no hay ninguna. Siempre puedes intentar comprar algunos litros a los locales pero si aceptan venderla es probable que esté rebajada con algún otro líquido. Hay que pedirle a la agencia de alquiler un bidón para llevar algunos litros de reserva.

  • Y lo más importante. Revisa la motocicleta de día para poder ver los posibles golpes y las piezas que estén en mal estado. Comprueba los mandos, las luces, el claxon (imprescindible en India), el desgaste de las ruedas, el estiramiento de la cadena y el filtro de aire (muy importante a esas altitudes).

  • Un sitio de donde sacar mucha información (en inglés) sobre que revisar es http://howtobuyenfield.blogspot.in/

  • Si no tienes ni idea de mecánica, no te desanimes y piensa que muchas personas alquilan motocicletas bastante usadas y sólo han llevado alguna vez una scooter y son capaces de hacer rutas por Ladakh.


 Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros post.

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba