Saltear al contenido principal
Taipéi: Una Lista De Las Atracciones Menos Vistas

Taipéi: una lista de las atracciones menos vistas

No tenía pensado hacer un post sobre Taipéi. ¿Por qué? Porque cada persona que visita Taiwán viene a la capital y las publicaciones y guías prácticas sobre Taipéi se cuentan por miles con una simple búsqueda en Internet. Así que, para mí, no tiene mucho sentido duplicar lo que ya hay al alcance del público. Hace poco Kasia buscaba entre nuestras fotografías de Taiwán para ilustrar algunas publicaciones anteriores y me comentó que tenemos muchas imágenes muy buenas de lugares no tan visitados por la mayoría de turistas. Esto me convenció/obligó a plantearme esta publicación. Al fin y al cabo pasamos más de un mes en Taipéi y tenemos lo que podríamos llamar “nuestra visión de Taipéi” que aquí y ahora la compartimos contigo.

Mausoleo de Chiang Kai Shek

Un recinto enorme que alberga la tumba del controvertido héroe/dictador Chiang Kai Shek. La sala presidida por la gran estatua de este personaje está custodiada siempre por un par de soldados vestidos de gala. Cada hora el cambio de guardia es todo un espectáculo al más puro estilo del Palacio de Buckingham. ¡No te lo pierdas!

Una atracción emblemática y, al mismo tiempo, controvertida. Muchos taiwaneses con los que hablamos consideran al “héroe” nacional un dictador y un asesino y luchan por cambiar el nombre y el carácter del mausoleo para que se convierta de un lugar de culto a un lugar… ¿histórico? Un poco como el campo de concentración (o más bien exterminio) nazi de Auschwitz.

Dejando el significado del mausoleo aparte, el recinto cuenta con unos amplios jardines para pasear, sentarse a pasar el rato o apreciar la floración de los cerezos. Aquí se encuentran también el Teatro Nacional y la Ópera y en el edificio principal suele haber exposiciones temporales; cuando nosotros estuvimos había una exposición sobre Andy Warhol y otra de pinturas de artistas aborígenes.    

Este lugar se convirtió en uno de nuestros favoritos. Desde nuestro alojamiento, a diez minutos a pie, podíamos descansar del ruido del tráfico y sentarnos a observar las ardillas jugueteando por los árboles, abuelas paseando con sus nietos o grupos de jubilados que se reúnen para jugar al Mahjong o para tocar música tradicional con diferentes instrumentos.

Taipéi

Vista desde lo alto del Mausoleo. Delante la entrada principal y a los lados el Teatro Nacional y la Sala de Conciertos

Taipéi

La estatua de Chiang Kai Shek custodiada por la Guardia Nacional

Cerezos en flor. La primavera llega temprano a los jardines del Mausoleo

Taipéi

Mausoleo de Chiang Kai Shek

Exposición de pinturas de artistas aborígenes

Parque Da’an

A veinte minutos andando desde el Mausoleo está el Parque Da’an. Si vienes desde otro lugar puedes llegar en metro (Da’an Station) o en varias líneas de autobús. Creemos que es uno de los favoritos de los residentes porque siempre hay gente paseando, corriendo o haciendo ejercicios, tomando el sol o sentados en la hierba; unos vienen un rato y otros con el picnic completo preparado para pasarse unas cuantas horas. Cerca del parque hay unas cuantas panaderías donde comprar algunos bollos dulces o salados y unirte a ellos y, por supuesto, varios de los omnipresentes 7eleven y Family Mart donde comprar todo tipo de snacks.

El parque es enorme y, además del trazado especial para correr, hay una zona de juegos y columpios para niños, pistas de tenis, mesas de ping-pong, cancha de baloncesto y vóleibol, anfiteatro, puentes y lagos. 

Si Si Nam Cum village, cerca de Taipéi 101

A unos pocos metros caminando desde el emblemático rascacielos Taipéi 101 se encuentra este pequeño remanso de tranquilidad. Al pasear por lo que quedan de estas casas que se construyeron para albergar a los soldados del Kuomintang y sus familias cuando huyeron de China para exiliarse en Taiwán te parecerá haber retrocedido en el tiempo. Aunque ya nadie vive allí, las instalaciones siguen en uso y albergan un pequeño museo, un centro cultural y una guardería. Desde varios lugares se puede ver los viejos edificios con el Taipéi 101 de fondo… la fotografía perfecta.

Tajpej Taipéi

Tajpej

Tajpej

Templo de Ciyou y Rao-he Night Market

Nuestro templo preferido de Taipéi y, además, al lado de un gran mercado nocturno pensado más para locales que para turistas. Hace un tiempo escribí un post sobre estos lugares. 

Templo de Wenchang y el Shuanglian Market

Llegamos aquí por casualidad de camino a Dihua Street. El templo no está nada mal, de tamaño medio y enfocado en los fieles del mismo barrio pero está rodeado de un gran mercado donde puedes encontrar fruta, verdura, ropa, accesorios para teléfonos, radios, ofrendas para el templo, amuletos, rosarios budistas… Al mediodía está muy animado.  

Tajpej Taipéi

Tajpej Taipéi

Tajpej Taipéi

Dihua Street y artesanía local

No se puede decir que esta calle sea poco conocida pero aún así merece la pena dedicarle un poco de tiempo. Las primeras tiendas que encuentras venden productos secos (frutas, setas, chilis, pescados y marisco). Muchas de las tiendas a lo largo de la calle están llenas de souvenirs de plástico para los turistas locales y chinos pero si continúas andando llegarás a otras tiendas más interesantes. Tiendas con su pequeño taller donde aún se hacen las cosas a mano. Artesanos que trabajan con madera, bambú, mimbre, metal, pintando lámparas de papel con pequeños pinceles… al igual que se hacía varias generaciones atrás. En estos talleres encontrarás los recuerdos o regalos perfectos. También verás tiendas donde venden arroces y harina al peso o cebollas, ajos y jengibre ya picados en diferentes tamaños también al peso. Los olores son embriagadores si eres aficionado a estos alimentos.

Tajpej Taipéi

Tajpej Taipéi

Tajpej Taipéi

Tajpej Taipéi

¿Dónde dormir en Taipéi?

En Taipéi no puedes quejarte de la falta de alojamientos pero sí, del precio. Aunque puede ser difícil encontrar un hostal barato durante los fines de semana. Por nuestra experiencia podemos recomendar al menos dos lugares:

Dongmen 3 Capsule Inn

Pasamos más de un mes trabajando aquí a cambio de alojamiento y no se nos hizo largo, casi nos sentíamos como en casa. La situación es magnífica: al lado del metro (Dongmen Station) y de varias líneas de autobuses, un mercado local justo frente al hostal y en medio del Mausoleo de Chiang Kai Shek y el Parque Da’an. Aunque no tiene habitaciones dobles, en los dormitorios tipo cápsula hay camas individuales y dobles que proporcionan privacidad aunque estés en un dormitorio con más gente. Los baños están bien equipados y están limpios. Ofrece desayuno y siempre hay té y café disponible. Hay cocina y el personal es muy simpático y servicial. No es de extrañar que muchos días el hostal estuviera completo.

Flip Flop Garden

Un hostal enorme, o más bien una mezcla de hostal y hotel. Ubicado a pocos metros de la estación principal de Taipéi. Fue abierto hace poco y todo está nuevo y muy limpio. Tiene una gran variedad de habitaciones (dormitorios, dobles pequeñas o grandes, con o sin baño). Ofrece desayuno y una gran zona común. Los baños están impecables.  

Templo de Confucio y Templo Dalondong Baoan

Otro lugar que no ha visto demasiados turistas. Nos gustó especialmente el Templo de Confucio, un verdadero oasis de calma en medio de una ciudad ruidosa. La entrada es gratuita y los serviciales trabajadores te ofrecen un mapa y un folleto explicativo del complejo y de la vida de Confucio. Además del edificio principal, es aconsejable dedicarle algún tiempo a los pabellones laterales y sus exposiciones multimedia.

Aunque el Templo de Dalondong Baoan no nos causó una gran impresión, nos sentimos mucho más atraídos por el pequeño parque que se extiende frente al templo. Bancos y grutas en la roca con figuras pintadas que representan escenas religiosas y un gato que nos precedía como un guía a través de todo el parque, aunque no se dejó acariciar.

Tajpej Taipéi

Tajpej

Tajpej

Alrededores de Zhongshan o pequeño Tokio

Visitar estás calles es como un anticipo de lo que te espera en los barrios Akihabara o Harajuku de Tokio. Grandes pantallas deslumbrantes, salones de videojuegos, salas de pachinko, tiendas con montones de baratijas y cualquier accesorio que necesites (o no) para tu teléfono móvil y multitud de gente andando o apiñada en todas partes. Aunque no sea lo que más te atrae, vale la pena dedicarle una visita para ver ese ambiente consumista, esa parte de la ciudad que, probablemente, nunca duerme. Observar como se entretiene la gente “moderna”, la comida de plástico expuesta en los restaurantes, los dulces con forma de pene y los mil y un productos que nunca vas a comprar porque no eres de esa parte de Asia.

Templo de Monga Qingshan y sus alrededores

En Google Maps aparece como Templo Bangka Qingshan. Un templo muy fotogénico por dentro y por fuera. En la entrada hay un gran estanque con carpas y folletos que explican la historia del templo. Cuando salgas fíjate bien en los tejados, no podrás evitar tomar más de una fotografía. 

Los alrededores del templo son viejos. Las casas viejas, desvencijadas y, a veces, cayéndose a pedazos le otorgan un estilo único a toda la zona. Un pequeño mercado con varios puestos de plantas y hierbas medicinales, decadentes bares-restaurante con karaoke donde los lamentos que se oyen se asemejan más a los sonidos de una tortura que a voces cantando y gente (en improvisados puestos sobre la acera) vendiendo trastos viejos, herramientas usadas y cualquier cosa que encontrarías en una casa inhabitada desde hace cien años redondean la atmósfera de este barrio.

¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.
  • Suscríbete a nuestro Newsletter y una vez al mes recibirás las novedades de nuestro blog.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Volver arriba