Saltear al contenido principal
El Cañón Charyn Y El Lago Kaindy Por Tu Cuenta

El Cañón Charyn y el Lago Kaindy por tu cuenta

Espero que después del último post ya habrás averiguado algo sobre Kazajistán. Estoy seguro al cien por cien de que en tus investigaciones te habrán aparecido el Cañón Charyn, el Lago Kaindy y los tres Lagos Kolsai. Es normal, son algunas de las principales atracciones del país además de estar relativamente cerca y poder hacerse en una misma “excursión” o, bien planeado, hacerlo por tu cuenta y a tu ritmo.

Cañón Charyn por tu cuenta

Obligatorio. Imprescindible. Recomendado. Llámalo como quieras pero visita el Cañón Charyn. A lo largo de siglos las aguas del Río Charyn se han abierto camino a través de las rocas, esculpiéndolas y creando las formaciones en miles de tonalidades de naranjas, marrones y amarillos que hoy hacen famoso este lugar. El cañón se extiende a lo largo de más de 150 kilómetros aunque la mayoría no está abierto al público. Las partes más visitadas son el Valle de los Castillos y el Valle de la Luna aunque yo creo que lo mejor son las vistas panorámicas que hay desde diferentes “miradores” donde apreciar la grandiosidad del lugar. De hecho es llamado el hermano pequeño del Gran Cañón del Colorado. 

Cañón Charyn

Cañón Charyn

Cañón Charyn

¿Cómo llegar?

El Parque Nacional Charyn está a un poco más de 200 kilómetros al este de Almatý pero si quieres ir por tu cuenta, será mejor que te pongas en movimiento temprano. 

Hemos leído de una marshrutka que sale de la estación de Sayahat (pero nadie la ha tomado y nadie sabe nada más) por unos 3000 KZT (7 euros). Ten en cuenta que si existe la «famosa» marshrutka solo te llevará hasta la intersección y desde allí te quedarán 11 kilómetros más (10 hasta la entrada y uno más hasta el cañón). 

También se puede hacer en taxi compartido. Depende de tus habilidades negociando, el precio debería ser unos 5000 KZT por persona (12 euros). A nosotros llegaron a pedirnos 10000 KZT por persona que, evidentemente, rechazamos. Lo bueno es que el taxi, si lo acuerdas con antelación, te llevará hasta la entrada del parque.

Nosotros fuimos en auto-stop. No fue fácil. No paraba nadie y el primero que paró (como he escrito arriba) nos quería cobrar muchísimo. Después de mucho esperar conseguimos nuestro primer coche, luego fue más fácil pero, aún así, llegamos a la intersección pasadas las tres de la tarde. Empezamos a caminar con la esperanza de que pasara algún coche pero no fue así. Ni siquiera haciendo señas a los que volvían del cañón, se pararon a preguntar si estábamos bien. Para mí fue un gran decepción en el comportamiento de los kazajos. Si en mitad de una carretera desierta sin lugar donde comprar comida o agua dos personas me hacen señales, yo pararía y me ofrecería a llevarles; 5 minutos en coche para mí o varias horas caminando para ellos. Después de caminar 7 de los 11 kilómetros, un coche nos llevó hasta el cañón.

Cañón Charyn

Cañón Charyn

¿Dónde dormir?

Por supuesto te aconsejo que pases una noche allí. El atardecer y, si el cielo está despejado, la noche estrellada que podrás contemplar valdrá la pena. Nosotros acampamos pero si ese no es tu estilo, existe otra opción: Eco Park Resort disponen de diferentes tipos de alojamientos y tours. Mejor ponte en contacto con ellos antes de llegar.

Cañón Charyn

¿Cuánto cuesta?

El Parque Nacional Charyn está abierto todo el año. Oficialmente, incluso en invierno. La entrada son 750 KZT (1,75 €) y algo más por acampar pero si no dices nada, ellos no preguntan y no vimos a nadie que controlara quien se queda y quien se marcha del parque.

¿Qué llevar?

Estarás en mitad del desierto. Sin restaurantes ni tiendas ni agua. Toda la comida y el agua que necesites tendrás que llevarla contigo. 

Si vas a pasar la noche allí, lleva ropa de abrigo y alguna chaqueta que pare el viento (puede ser el chubasquero para la lluvia).

Un buen calzado de trekking tanto si vas a andar los 11 kilómetros como si solo vas a andar dentro del parque.

Dinero en efectivo ya que desde Almatý hasta allí, no hay cajeros automáticos ni lugares donde cambiar divisas.

Intenta, como siempre, llevar el menor peso en la mochila porque te esperan unos cuantos kilómetros caminando. 

Y déjate las prisas en casa para disfrutar de las vistas que la naturaleza ha creado.

El Lago Kaindy por tu cuenta

El lago Kaindy está situado entre montañas a una altitud de 2000 metros. Se creó en 1911 cuando un terremoto provocó el derrumbamiento tapando la garganta de un río y dejando parcialmente sumergido el bosque que había. Las bajas temperaturas del agua no han dejado hasta hoy día que la madera se descomponga y los troncos de los árboles siguen en pie sobresaliendo del agua. Cuando el agua está en calma, esos mismos troncos se reflejan en la superficie provocando una visión única. También se le llama Sunken Forest (el Bosque Hundido).

¿Cómo llegar?

Un poco antes de llegar al pueblo de Saty, hay un camino a la izquierda que lleva al lago. Son diez kilómetros con buenas vistas al río, a montañas y a valles y saliendo temprano se puede hacer en un día. Nosotros no andamos porque en nuestro homestay había un grupo de turistas al que nos unimos para hacer la excursión en una russian minivan. Pero lo más difícil fue llegar a Saty, por lo menos, desde el Cañón Charyn. Son solo 90 kilómetros (80 desde la intersección) pero nos llevó más de cinco horas. Esta vez no fue porque los coches no pararan sino porque no había coches. 

Desde el Cañón Charyn, unos guías turísticos kirguisos que estaban comprobando como estaba la zona para la temporada que empezaba nos llevaron hasta la intersección y en pocos minutos un camión nos llevó hasta la siguiente intersección (la que lleva a Saty) y allí comenzó la espera. Una pareja de simpáticos uigures y nosotros nos pasamos más de dos horas esperando que pasara un coche en nuestra dirección. Al final conseguimos llegar a Saty utilizando nuestras mejores sonrisas (y súplicas) y tres diferentes coches.

Ni un solo coche…

Charyn Cañón

¿Dónde dormir?

Pos supuesto que si encuentras algún lugar a ser posible lejos de miradas ajenas, podrás acampar pero lo más normal es alojarse en algún homestay en Saty. Nosotros estuvimos un par de días en Temirhan Homestay por 6000 KZT (14 euros) por persona con desayuno, comida y cena. Todo en abundancia y hecho en casa por la familia.

Los lagos Kolsai

Aunque podíamos haber visitado por lo menos los dos primeros lagos por la tarde con el mismo grupo con el que fuimos a Kaindy, decidimos que no nos apetecía cruzarnos con turistas locales como ya nos había pasado por la mañana en Kaindy. 

Imagina que estás sentado tranquilamente disfrutando de las vistas del lago, del aire fresco y del ambiente tranquilo que te rodea y de repente aparecen un grupo de turistas locales, teléfono en mano con la música puesta a todo volumen mientras se toman las series de selfies de rigor más un par de decenas más mientras se llaman a gritos y se ríen a carcajadas. Cuando decides irte ves a otros tantos turistas locales montando unos pequeños y escuálidos caballos mientras los “guías” los llevan de una cuerda porque ellos ni siquiera saben montar y todo por no andar 20 minutos. 

Era sábado a mediodía y muchos de los que viven en Almatý y alrededores se vienen a pasar el fin de semana a esta zona. Preferimos no ver los lagos Kolsai un sábado por la tarde y sabíamos que en los próximos meses por Asia Central aún nos quedaban más lagos, más montañas y más caminatas. No sé si hicimos bien pero lo hecho, hecho está.

¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀
Esta entrada tiene un comentario
  1. A pesar del maldito covid 19 estoy organizando mi viaje para el próximo año ( no se si será posible viajar o no , pero esa es mi idea). Pretendo hacer un viaje que complemente Mongolia y Kazakhstan. Estoy empezando a organizarlo y tu blog me ha parecido genial. Seguro que seguiré sacando información al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Volver arriba