Saltear al contenido principal
Sanliurfa, Urfa Y Göbeklitepe | Turquía Del Este

Sanliurfa, Urfa y Göbeklitepe | Turquía del este

Oficialmente y para algún turista despistado: Sanliurfa, aunque para su medio millón de habitantes sigue siendo simplemente Urfa. No es un diminutivo; el prefijo Şanlı (grande o glorioso en turco) se lo otorgó el gobierno en 1984 por el papel desempeñado durante la Guerra de Independencia Turca después de las insistentes solicitudes de algunos diputados de la ciudad. Aunque ya han pasado unos cuantos años, Sanliurfa sigue siendo Urfa para muchos.

Como otras muchas poblaciones en las cuencas del Tigris y del Éufrates en la antigua Mesopotamia, la ciudad de Urfa (sí, yo también prefiero llamarla así) su historia empezó entre 2000 y 3000 años antes de nuestra era y, por supuesto, ha sido conquistada y habitada por un sinfín de civilizaciones de las que te hablaron en clase de historia en el instituto y algunas más que no voy a enumerar.  

¿Qué ver en Sanliurfa?

Según los turcos, Urfa es la bíblica ciudad de Ur, lugar de nacimiento del Profeta Ibrahim (Abraham), el padre de las tres religiones monoteístas (cristianos, judíos y musulmanes) aunque se ha demostrado que no es cierto. Las ruinas de la auténtica ciudad de Ur se encuentran cerca de la ciudad iraquí de Nasiriya. Todo esto no impide que cientos de personas acudan cada día al Lago Sagrado de los peces (Balikli Gol) donde según cuenta la leyenda el Rey Nemrut condenó a Abraham a morir en la hoguera pero una intervención divina transformó las llamas en agua y los maderos de la hoguera en peces. 

Hoy en día el Balikli Gol es más que un lugar sagrado, la población local acude en su tiempo libre a los jardines que rodean la mezquita de Halil-ur-Rahma y el lago mientras los más pequeños (a veces también los adultos) dan de comer a los peces sagrados. Dependiendo de la afluencia de locales y turistas, estos jardines pueden tener un ambiente agradable para sentarse a contemplar la vida diaria o ser un caos de gente andando por todas partes, con la música de los teléfonos y niños corriendo y gritando como salvajes. Nunca sabes que te vas a encontrar.

Sanliurfa

Toda la arquitectura del recinto es la típica de Oriente Próximo, arcadas y mezquitas con sus minaretes. En una de las mezquitas se encuentra la Cueva de Abraham donde, según los turcos, nació el profeta. Evidentemente no fue así pero ¿a quién le importa? Para ellos es un lugar muy sagrado; hombres y mujeres entran por separado, descalzos y las mujeres con chador. Dentro no es más que una lúgubre cueva alfombrada para que puedan rezar y con una pequeña fuente de agua que consideran milagrosa para todos los que la beben.

Sanliurfa

Sanliurfa

El bazar quizás hace años fuera menos turístico pero actualmente la mayoría de los puestos de venta están destinados a los turistas nacionales aunque aún es posible encontrar puestos de fruta, verdura, carnes, quesos y otros productos de alimentación. Lo más destacado son los talleres de costura donde confeccionan prendas y alfombras con lana de oveja. No te dejes engañar por quien dice que el bazar es un lugar vivo que recuerda a los cuentos de Las mil y una noches; ahora como en Mardin lo que mueve el comercio de la ciudad son los turistas turcos y árabes.

El casco antiguo de Sanliurfa

El casco antiguo de Sanliurfa es uno de los más tranquilos que hemos podido visitar en Turquía. La mayoría de turistas son nacionales y no está interesados en él. Paseando por el laberinto de calles es casi imposible que te encuentres con otro turista y, gracias a esto, aún es posible observar el día a día de sus habitantes y disfrutar de las sonrisas y saludos que te encontrarás a medida que te adentres más y más en el laberinto. Niños jugando a la pelota, mujeres cotilleando antes de volver a casa con la compra, iglesias abandonadas, túneles, mezquitas escondidas y patios interiores convertidos en talleres de artesanía o en improvisadas lavanderías y tendederos. El entramado y la estrechez de algunas calles impiden que el sol llegue hasta el suelo para ayudar a soportar el calor en los meses de verano y, por si esto no fuera suficiente, muchos arrojan cubos de agua sobre esos mismos suelos que nunca han visto la luz del sol.

Reserva unas horas para vagabundear por estas calles siguiendo tu instinto. No mires el mapa del teléfono, solo toma el camino que más te llame la atención; sea por el bonito balcón de una casa o siguiendo los animados gritos de unos niños jugando.

Göbeklitepe

Aunque cerca de Sanliurfa hay varios lugares con ruinas de antiguas ciudades y algunas ciudades bíblicas, nosotros nos decantamos por el sitio arqueológico de Göbeklitepe. ¿Por qué? Curiosidad. Nos llamaba mucho la atención visitar la construcción humana más antigua que se conoce.

Este lugar fue señalado por primera vez en 1964 por un arqueólogo americano pero no fue hasta los años 90 cuando se empezaron las excavaciones descubriendo que las ruinas tienen unos 11.500 años de antigüedad; 500 años arriba o abajo. Hasta ese día las construcciones más antiguas eran Stonehenge y las Grandes Pirámides ambas con unos 6.000 o 6.500 años de antigüedad. Esto provocó que se tambalearan todos los conocimientos y las hipótesis que se tenían sobre el Neolítico y la historia de la humanidad.

El sitio arqueológico Göbeklitepe fue declarado en 2018 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

Sanliurfa Gobeklitepe

Sanliurfa Gobeklitepe

¿Cómo llegar a Göbeklitepe?

Llegar es muy fácil si sabes un par de cosas. No hagas caso de lo que te digan en tu alojamiento o los taxistas que se te puedan acercar por la calle; sí que hay un autobús y no se necesita billetes ni tarjetas especiales. 

El autobús número 0 tiene tres paradas y una de ellas está cerca del Hotel Nevali en pleno centro. Cuesta 6 liras por persona que se pagan directamente al conductor. Los horarios están bien claros en la foto. 


La entrada al sitio arqueológico cuesta 36 liras por persona y hay un minibús gratuito que te lleva desde el edificio donde compras las entradas hasta el sitio arqueológico.

Volver nos resultó más fácil, nos sentamos en el aparcamiento a esperar que alguno de los coches que volvían para Sanliurfa quisiera llevarnos en autostop y tuvimos mucha suerte ya que el primer coche que salía nos llevó de vuelta a la gloriosa Urfa.



¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.
  • Suscríbete a nuestro Newsletter y una vez al mes recibirás las novedades de nuestro blog.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 


Zainspiruj się //// Inspírate
The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Translate »
Volver arriba