Saltear al contenido principal
Islas Togean. Una Semana En El Paraíso

Islas Togean. Una semana en el paraíso

print
¿Has oido hablar de las Islas Togean? ¡No! Bueno, vale, yo tampoco hasta hace poco pero hay que decir que es imposible conocer las más de 17000 islas que forman Indonesia.

Imagina un lugar en el que no hay 4G de Internet; la verdad es que no hay nada de Internet porque ni siquiera la cobertura para el teléfono móvil llega. Es parecido a volver a vivir como hace veinte años, antes de ser esclavizados por la tecnología al alcance de la mano. Digo parecido porque algunas personas estarán contando los días que les quedan para volver a estar conectados al teléfono, a las redes sociales, al mundo. Imagina el mismo lugar y añade que el agua corriente y la electricidad están restringidas a ciertas horas, es decir, sin aire acondicionado ni ventiladores. Tampoco hay restaurantes, bares, tiendas… Así son la mayoría de las 56 islas que forman el grupo de las Islas Togean. ¿Infierno o paraíso?

islas togean

Llegar a las Islas Togean

Situadas frente a la costa del centro de Sulawesi. Yo te espero y tú, búscalas en algún mapa…¿Ya? Vale, continúo. Parecen estar tan cerca de Sulawesi, tan fácil llegar a ellas. Ahí en medio, en un golfo, rodeadas de “tierra firme”. ¿Es tan fácil llegar como parece? La respuesta depende de la persona. Con un poco de investigación previa y con tiempo son accesibles. A pesar de ser un lugar muy turístico, no tienen transporte directo hasta los puertos desde donde salen los speed boats o los ferrys. Para llegar por tierra hasta el puerto de Ampana (al sur) o hasta Gorontalo (al norte) son necesarias unas cuantas horas por carreteras en mal estado en diferentes medios de transporte.

Si tienes más dinero que tiempo, puedes volar hasta Palu o Luwuk y luego ir en autobús unas 8 horas hasta Ampana. Otra opción es volar a Gorontalo y pasar la noche en ferry (dos veces por semana) que te lleva a las islas. Las dos opciones siguen requiriendo bastante tiempo.

Es probable que en el puerto de Ampana te encuentres con Lady Harbour, una señora bajita que intentará venderte todos los billetes de barco que pueda (existan esos barcos o no). Nos han contado de gente a la que les vendió billetes incluso diez veces más del precio normal; gente que compró el billete de vuelta en un barco que no pasó o que ni siquiera salió ese día. Nosotros fuimos a comprar el billete para el trayecto de ida y nos intentó vender el de ida y vuelta, y quería que le diéramos el dinero por los dos billetes sin ni siquiera darnos un ticket o un comprobante. Le puse cara de pocos amigos mientras le dije que sólo le pagaría el billete de ida si me daba un ticket oficial…y funcionó. El día que salíamos aún tentó a la suerte ofreciéndome los billetes de vuelta que me había preparado especialmente el día anterior. La ignoré por completo y os aconsejo a todos los que leáis esto, que hagáis lo mismo.

Si después de todo lo anterior, aún te quedan ganas de pasarte unos días a visitar las Islas Togean. Bienvenido y adelante con la lectura.

islas togean

Alojamiento en las Islas Togean

El alojamiento en las Islas Togean es bastante caro si lo comparas con los precios de Sulawesi. Pero ten en cuenta que todo hay que traerlo desde Sulawesi (en algunas islas incluso el agua) y he explicado lo que cuesta llegar hasta estas islas.

Como escribí al principio (excepto en Wakai) no hay tiendas ni lugares donde comer ni nada de nada aparte de lo que ofrecen los resorts. Por eso mismo lo que suelen hacer aquí es que los precios son por persona e incluyen alojamiento, desayuno, comida, cena y todo el café y el té que seas capaz de beber a lo largo del día. Algunos ofrecen agua potable dentro del precio pero en otros tendrás que ir comprando botellas. Ecológico ¿verdad?

No sabemos como es cada isla, cada resort, cada persona pero a estos últimos se les podría separar en un par de grupos. Las personas activas vienen aquí a hacer snorkel y/o submarinismo y en su tiempo libre, incluso, kayak o caminatas por la selva. Otras personas vienen a relajarse, beber, desconectar del mundo o no hacer absolutamente nada. Eso quiere decir que los resorts tienen en alquiler todos los equipos necesarios para las diferentes actividades acuáticas para los unos y galletas, chocolates, cerveza y otros alcoholes en venta para los unos y los otros sin discriminaciones.

Nosotros tuvimos la suerte de poder disfrutar de dos resorts diferentes en dos islas diferentes. Aunque no nos podemos clasificar en ninguno de los dos grupos porque hicimos de todo: snorkel, submarinismo, cortas caminatas por la selva pero también nos tumbamos en la hamaca con un libro o nos quedamos charlando medio día con alguna de las personas que conocimos allí.

Island Retreat. Relajación y dexconexión

La primera parada del speed boat la solicitamos nosotros al llegar al embarcadero privado de Island Retreat  en la isla de Batu Daka, cerca del pueblo de Bomba. La mayoría de los pasajeros siguen hasta el pueblo Wakai, la mayor población de la isla, desde donde sale el ferry que va a Gorontalo y desde donde se llega a la cercana Kadidiri, una isla con varios resorts.

La playa es de postal. El agua transparente, la arena blanca y las palmeras llenas a rebosar de cocos, algunas inclinándose hasta casi tocar el agua.

Islas Togean

islas togean

islas togean

El coral llega hasta la misma orilla y con la marea baja resulta difícil bañarse pero al final del embarcadero puedes saltar o bajar por una escalera al agua. Nosotros lo utilizamos a diario para hacer snorkel donde vimos diferentes tipos de coral y peces de todos los colores.

Las cabañas de madera tienen unos cuantos años pero están bien conservadas. Han tenido en cuenta la falta de electricidad a la hora de construirlas y gracias a las aberturas en la parte superior de las paredes están tan bien ventiladas que quizás necesite una sábana por la noche. Todas tienen baño privado y una gran terraza con mesa, sillas y hamaca con vistas a la playa.

islas togean

Al Island Retreat se viene a descansar y a relajarse. La playa está incomunicada del resto de la isla, aquí no hay fiesta, ni posibilidad de ir a ningún sitio si no es por mar. Los otros clientes eran familias o parejas que, cuando no estaban haciendo snorkel, pasaban el tiempo en sus cabañas leyendo en la terraza o sentados en la gran zona común del restaurante charlando entre si.

La dueña es americana y parece haber enseñado a las cocineras que los paladares de los turistas no se contentan a base de arroz. Por eso en los tres días que pasamos allí tuvimos comida indonesia (sin picante), curry, sopas, pescado fresco comprado de pescadores locales, ensaladas, pastas, pizza… Buena comida y, excepto una vez, en abundancia.

islas togean

Si buscas un lugar para leer, escribir, pensar (o dejar de hacerlo). Sin distracciones, sin ruidos. Sólo el silencio, una playa delante de ti y una selva impenetrable detrás. Island Retreat es ese lugar.

Black Marlin Dive Resort. Submarinismo y conocer gente

Volvimos a subirnos al speed boat que sale desde Ampana y nos dejó en el puerto de Wakai donde después de quitarnos de encima a todo aquel que nos ofrecía transporte, nos apuntamos en el libro de registro del “Parque Nacional” y conseguimos ponernos en contacto con Crispin, el dueño del Black Marlin Dive Resort (sí, en un punto concreto del resort, a veces, hay cobertura. Te lo señalarán al llegar). Nos subimos con otras cinco personas en una pequeña barca con dos motores, aunque sólo funcionaba uno y hacía más ruido que un cortacésped que nos llevó a la isla de Kadidiri.

El Black Marlin Dive Resort tiene competencia, comparte ese lado de la isla con otros dos resorts pero sigue siendo el mejor en cuestión calidad/precio ya que la gente de los otros resorts bucea y hace las excursiones con él.

islas togean

Con Crispin, dueño del resort

Aquí no hay playa de arenas blancas. Hay corales pero gracias a los embarcaderos se puede disfrutar de un baño aunque lo usual es aprovechar para hacer snorkel cuando hay marea alta porque con la baja pueden haber zonas por las que es imposibles pasar.

Puedes alquilar el equipo de snorkel y/o kayaks, puedes apuntarte a una excursión para hacer snorkel en diferentes localizaciones o unirte a alguna de las excursiones de submarinismo. Tanto para submarinismo como para snorkel hay localizaciones muy cercanas y otras bastante alejadas por las que se paga un suplemento por el combustible del barco. Tienen tablas y hojas expuestas con todas las excursiones y los costes donde puedes apuntarte a la que más te guste. Ten en cuenta las horas si te apuntas a más de una.

islas togean

Tienen diferentes tipos/tamaños de cabañas con una pequeña terraza o simples habitaciones con baño o con baño compartido. No hace falta que te alejes de la zona donde está la recepción, la cocina y el comedor ya que no suele haber mucho ruido y a partir de las 9 de la noche hay silencio. Afortunadamente la zona de fiesta con música es en el resort de al lado.

islas togean

Aquí ya no se ven tantas familias. Aquí hay parejas y grupos de amigos que vienen a hacer “algo” (aunque sea beber por la noche), aunque la zona común del restaurante es muy acogedora rara vez encontrarás a alguien allí salvo un poco antes de las horas en las que sirven algunas de las comidas para luego dispersarse de nuevo. Eso sí, mientras disfrutas de la comida tendrás ocasión de conocer gente de todo tipo y quizás formar tu propio grupo para hacer alguna excursión o inmersión.

islas togean

La comida es muy buena, con platos simples de pescado, carne, verdura, pasta y la omnipresente olla de arroz blanco aunque un par de veces se quedaron cortos con la cantidad (de la comida, no del arroz) no hay motivo de queja en lo que se refiere a la calidad. Entre la comida y la cena el personal del resorts pasea ofreciendo algo muy típico en Indonesia: pisang goreng (plátanos fritos).

Hicimos un par de inmersiones, nuestros primeros fundives. Sólo éramos una pareja de franceses y nosotros con un Dive Master indonesio llamado Acien que estuvo muy pendiente de nosotros en todo momento. Si vienes a bucear pregunta por él, no te arrepentirás.

islas togean

Con Acien, un divemaster genial

Buceo en las Islas Togean

No hay mucho para ver en la superficie. El mar, las playas cuando las hay y la selva. Lo mejor está bajo el agua. Aunque no hagas submarinismo, sólo es necesario una máscara, un tubo y echarte al agua para disfrutar de uno de los mejores lugares del mundo. Piensa que a pesar de las complicaciones para llegar a estas islas, siguen siendo un lugar muy turístico que atrae a submarinistas de todo el mundo.

Te recomiendo que montes tu propia excursión para ir a California Reef para hacer snorkel (aunque una inmersión en esa pared tiene que ser fantástica) y a un lago lleno de medusas a las que (oficialmente no) puedes tocar porque ¡no pican! Este fenómeno se debe a que hace cientos o miles de años quedaron atrapadas en un lago en el que no tienen predadores y fueron evolucionando hasta eliminar esa sustancia que utilizaban para defenderse de otros animales incluidos los seres humanos.

Las excursiones para submarinismo más populares son a la isla Una Una y a un bombardero japonés de la segunda guerra mundial. Ambas están bastante lejos y hay que pagar un suplemento por el combustible del barco. Muchas de las multitudes que acuden allí son principiantes que acaban de terminar el curso de Open Water y en el caso del avión su inexperiencia les hace remover toda la fina arena del fondo enturbiando el agua, por lo que toca esperar a que se deposite de nuevo. No fuimos pero algunas personas nos la desaconsejaron por esas multitudes.

islas togean

islas togian

Un último consejo. Si quieres reservar o ponerte en contacto con alguno de los resorts, hazlo con más de una semana de antelación. Recuerda que no tienen teléfono ni Internet. Eso quiere decir que hasta que no vayan a Sulawesi o a algunos de los puntos con cobertura no recibirán tu mensaje ni te contestarán.

Poco más que contar de la semana que pasamos en las Islas Togean. Si te estás preguntando por qué sólo dos inmersiones, la respuesta es sencilla. Porque aún siendo baratas comparándolas con otros lugares, los 30 euros que cuesta cada inmersión se nos sale bastante de nuestro presupuesto. Y porque en menos de una semana íbamos a estar más al norte, en la isla de Bunaken donde también teníamos pensado bucear pero eso es otra historia que llegará dentro de poco a tu pantalla.


Si te ha gustado este post, anímate y comparte con tus amigos y nos darás una grata alegría. También puedes seguirnos en instagram.

¿Quizás quieres apuntarte a nuestro newsletter? Sé de los primeros en enterarte de las novedades y no te pierdas ninguno de nuestros posts.

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba