Saltear al contenido principal
¿Estás Loco? ¿Dejas Todo Para Viajar?

¿Estás loco? ¿Dejas todo para viajar?

print

Siempre me han gustado los viajes por mi cuenta y riesgo, normalmente por España andando y llevando todo lo que necesitaba conmigo; acampada libre o pedir hospitalidad en el camino. Después de algunas escapadas de un mes de duración como mucho dejé todo lo que conocía para viajar por Sudamérica y recorrer el Amazonas desde su nacimiento hasta su desembocadura. Muchas personas me envidiaron pero otras me miraban extrañados por mi manera de pasar mis vacaciones y preguntaban por qué y para qué pasar frío, cansado, a veces hambriento y sin poder ducharte durante días. Mi respuesta siempre era la misma: porque no suelo hacer turismo, a mí me gusta viajar, conocer lugares olvidados por el turismo y relacionarme con la gente que vive en ellos.

Durante el viaje de varios meses por Sudamérica escribí en mi diario lo que viene a continuación:

“Viajar es mi medio para sentirme vivo, es el motor para seguir soñando, es una forma de abrir la mente, es conocer nuevas culturas, nuevas personas con muchas más vivencias.

Viajar con un solo fin, vivir la vida con felicidad y más intensamente.

Viajar te abre las puertas a mil mundos donde cruzar una frontera no significa un trámite, sino nuevas experiencias.

Viajar te da más experiencia para afrontar los problemas de la vida cotidiana, te hace reír, te hace llorar, reencuentros, despedidas, te hace conocerte más, te hace ver tus miedos y enfrentarlos, te muestra tus virtudes y tus defectos y te da la posibilidad de cambiarlos.

Viajar te separa de tu tierra, de tu familia, de tus amigos, de tus afectos, de tus placeres y tus costumbres para que cuando vuelvas los valores más y los disfrutes de otra manera sabiendo que hay otra realidad, no muy lejana a la tuya donde llegar a ella no significa horas de viaje ni kilómetros, sino miles de vivencias y nuevas personas.

Viajar es abrir los ojos y la mente para sentir de otra manera. Escuchar a los otros, sus problemas, sus inquietudes, hacer saber que no vienes para hablar sino para escuchar, no vienes a ver sino a admirar… vienes a sentir.

Viajando puedes ver el pasado y el futuro, puedes vivir el presente con más intensidad aprendiendo de otros y llevando algo tuyo hacia ellos.

Viajar me hace darme cuenta de que uno no es individual, ni independiente de otros sino que cada uno está hecho de todos, de cada una de las personas que conoció, que la educaron, que le dieron afecto. Uno es un todo compuesto de vivencias, de charlas, de preguntas y respuestas, de dolores y alegrías. Uno, aunque no lo crea, está compuesto de viajes por la vida, un viaje con un principio pero sin fin, donde cada página se escribe en el día a día.”

¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.
  • Suscríbete a nuestro Newsletter y una vez al mes recibirás las novedades de nuestro blog.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba