Saltear al contenido principal
¿Dirección Pamir? Guía De Tayikistán

¿Dirección Pamir? Guía de Tayikistán

print
En Asia Central, Tayikistán es el centro. Rodeado por Kirguistán, Uzbekistán, el “temible” Afganistán y la gigantesca China. El más pequeño de las antiguas repúblicas soviéticas de Asia Central también es el más pobre y el más aislado ya que más del 90% de su superficie son montañas. Gracias a esto, hasta ahora, no es un destino famoso para todos los públicos. Nadie que no haya visitado unos cuantos países dirá “vámonos en nuestras dos semanas de vacaciones de agosto a Tayikistán”. 

Tayikistán es para los que ya llevan unos cuantos países visitados a sus espaldas o para los más aventureros que sueñan con recorrer la Pamir Highway o el Corredor Wakhan en su coche, su moto o su bicicleta. Unos no sabrán situarlo en un mapa y otros lo consideran La Mecca del viajero overlander.

¿Cómo viajar por Tayikistán?

Tayikistán es un país barato y aunque las carreteras están en muy mal estado (fueron construidas en la época soviética) es fácil de visitar si tienes tu propio medio de transporte. 

Si no tienes vehículo propio ya sea coche, moto, bici, caravana; la opción más común es alquilar un coche 4×4 con conductor en Dusambé o Khorog (Tayikistán) o en Osh (Kirguistán). Aunque la mayoría de las agencias ya tienen sus itinerarios, siempre se puede negociar y modificarlos. Normalmente piden 20 USD por día para el conductor más kilometraje. Empezarán pidiendo 1 USD por kilómetro pero, dependiendo de tu habilidad negociando, se puede bajar hasta 0,65 USD. Cuidado: estos precios solo incluyen el alquiler del coche, el conductor y la gasolina. Tus gastos de alojamiento y comida dependen de ti. 

Si no tienes medio de transporte propio ni dinero para alquilar un 4×4 o compartir los gastos de alquiler con otros turistas solo te queda visitar Tayikistán al estilo tayiko: autostop y taxis compartidos. 

Fuera de la capital y quizás un par de “grandes” ciudades no hay medios de transporte público con lo que lleva al engorro de tener que negociar con los taxis compartidos o con coches particulares. Los conductores de los taxis compartidos (a veces también en los coches particulares) se frotarán las manos al verte pensando en el dinero extra que van a sacarte. Siempre, sin excepción pregunta en tu alojamiento y en otros si tienes ocasión, comprueba en algún blog de viajes y pregunta a otros viajeros con los que te encuentres porque es muy posible que los conductores intenten timarte ofreciendo precios muy superiores a los reales. Y cuando digo muy superiores me refiero al doble, al triple o, incluso hemos oído casos que pedían 100 dólares por trayectos que cuestan 5 dólares.

Recorrer Pamir Highway en autostop no es ni fácil ni difícil, solo depende de la suerte que tengas. Normalmente los turistas que van con su coche alquilado con conductor no te van a llevar pero los locales, por un módico precio (en Asia Central todo el mundo paga por “autostop”), te llevarán si van en la misma dirección. Aunque la mejor opción son los turistas con su propio vehículo y los camiones que hacen constantemente la ruta Kasgar – Dusambé – Kasgar. Son fáciles de reconocer porque llevan unas grandes líneas azules, rojas y amarillas pintadas en los lados del remolque. Es muy probable que no te pidan dinero pero, como gesto de buena educación, deberías ofrecer algo. 

Nosotros utilizamos de todo. Marshrutkas, taxis compartidos, coches locales, autostop en camiones incluso una parte del Corredor Wakhan la hicimos a pie por decisión propia. Viajamos sin planes, espontáneos. Sabíamos que era lo que no queríamos perdernos y que era lo que podíamos obviar. Siempre encontramos alojamiento barato y comida. Simplemente nos dejamos llevar y nos amoldamos a lo que nos sucedía a cada momento. Vimos lo que queríamos, experimentamos lo que queríamos (y mucho más) y salimos satisfechos y con otro sueño cumplido.

¿Cuándo venir a Tayikistán?

Por increíble que parezca la Pamir Highway y el resto de carreteras, incluido el paso Bor Dobo – Kyzyl Art de 4282 m.s.n.m. que cruza la frontera kirguiza- tayika siempre están abiertas. Los camiones y algún que otro vehículo circulan durante todo el año; a veces con un palmo de nieve, a veces con más de un metro de nieve acumulada. Aunque nadie en su sano juicio recomendará venir a visitar Tayikistán en invierno con temperaturas que pueden alcanzar más de 50 grados bajo cero. Sí como lo lees. El pequeño asentamiento de Alichur a unos 4000 metros de altitud tiene el honor de ser la población más fría del país con un récord de 60 grados bajo cero. El pasado invierno llegaron a -54 grados.

Por otro lado, los veranos son muy calurosos y secos. Estando casi siempre rondando los 3000 metros de altitud, el sol no calienta, castiga. Pero incluso en verano necesitarás ropa de abrigo en cuanto el sol se esconda o durante los días nublados y un buen cortavientos porque la más mínima brisa después del atardecer te pondrá los pelos de punta.

La época ideal para recorrer Tayikistán sin montones de nieve en la carretera y sin que el sol te abrase el cerebro sería a finales de mayo, en junio y a principios de septiembre.  

Tayikistán

Visado para Tayikistán  

Los españoles como la mayoría de las demás nacionalidades necesitamos un visado para entrar a Tayikistán más un permiso especial para visitar la Provincia Autónoma de Alto Badajshán llamado GBAO por su nombre en inglés (Gorno-Badakshan Autonomous Oblast). Esta región, la GBAO, ocupa casi la mitad de la superficie del país, Pamir Highway y el Corredor Wakhan incluidos, aunque la habitan menos de un 5% de la población total de Tayikistán. 

El visado cuesta 50 USD sin el permiso GBAO. Tienes 90 días para entrar al país y desde el día de entrada solo puedes permanecer en Tayikistán durante 45 días. No se puede extender y no hay visados de doble entrada. Si quieres entrar por segunda vez, tienes que aplicar para un nuevo visado. 

Visado on arrival

Unas cuantas nacionalidades (toda la UE incluida) pueden conseguir el visado on arrival al llegar al aeropuerto de Dusambé pero no el permiso para GBAO.

Visado online

Hasta hace poco había que presentarse en alguna de las embajadas tayikas pero eso ya se acabó. Desde junio del 2016 más de 120 países (entre ellos creo que todos los hispanohablantes) pueden conseguir el visado online en menos de una semana.  

Solo hay que entrar en esta página web y seguir unas simples instrucciones para aplicar y pagar. Cuidado: al pagar, además del precio del visado, te cobran 1,75 USD de trámites.

Permiso GBAO

El permiso para la Provincia Autónoma de Alto Badajshán hay que solicitarlo aparte. Como he escrito antes si llegas en avión conseguirás el visado on arrival pero, hasta la fecha, no hay forma de solicitar el GBAO en el aeropuerto. Para conseguirlo hay que ir a la Oficina de la Policía de Inmigración de Dusambé (en tayiko OVIR) en la calle Mirzo Turzunzade número 5 entre las 8am y las 17pm. Tardan uno o dos días en tramitarlo y cuesta 20 TJS (menos de 2 euros).

Si aplicas al visado online y no quieres o no puedes pasarte por la OVIR en Dusambé, marca la opción “GBAO Permit” cuando estés aplicando para el visado. Lo malo es que de esta forma el permiso cuesta 20 USD. Esta es la única opción si entras desde Kirguistán recorriendo la Pamir Highway.

Consejos para el visado 

Imprime un par de copias de tu visado. Sabemos de gente que enseña el visado en su teléfono pero yo no me fio de darle el teléfono al oficial de la frontera sabiendo la corrupción que hay en Asia Central aunque tengo que decir que ni una sola vez tuvimos problemas en las fronteras de esta parte del mundo. Habíamos oído que en algunos controles de carretera pueden exigir quedarse con una copia pero tampoco nos pasó nunca. Aunque aconsejan llevar fotocopia en color, nosotros las llevábamos en blanco y negro y no tuvimos problemas. 

Para estar al tanto de las últimas normas o si aún te queda alguna duda, consulta Caravanistan.

Dinero en Tayikistán

La moneda oficial de Tayikistán es el Somoni (TJS). El nombre hace honor al fundador del estado tayiko, Ismoil Somoni. Un somoni equivale a unos 0,09 euros. Aún así, la economía es tan baja que el somoni esta dividido en 100 dirams.

Existen monedas de 1, 2, 5, 10, 20, 25, 50 dirams y 1, 3 y 5 somoni y billetes de 1, 3, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 somoni. Aunque los billetes de dirams siguen estando en curso es muy raro encontrar alguno porque el gobierno lleva años retirándolos y sustituyéndolos por las monedas. Tampoco se pueden ver muchas monedas de dirams fuera de las ciudades ya que se usan principalmente para pagar en las marshrutkas y autobuses. 

Como en todo Asia Central no hay problema para cambiar divisas. Las más comunes son el Euro, el Dólar americano y los Rublos rusos. 

Muchas veces para alojamiento, comida y transporte en GBAO, incluso, te dirán los precios en USD. Si tu intención es no cambiar y pagar en USD, recuerda llevar billetes de denominaciones pequeñas (1, 5, 10 y 20).

Tanto para pagar como para cambiar recuerda que los billetes tienen que estar en perfecto estado. Ni arrugados, ni marcas de dobleces, ni picos rotos, ni nada escrito… Debido a la corrupción de los gobiernos en Asia Central y a una economía más que dudosa, no quieren billetes a los que se les pueda seguir el rastro. 

Nosotros cambiando conseguimos unos pocos somoni antes de entrar a Tayikistán y después cambiamos en un banco de Dusambé todo lo que necesitaríamos para Pamir y Wakhan en (muchos) billetes de 20 somoni ya que según me explicaron en el banco los billetes de 50 somoni o más que llegan a sus manos son destinados a los cajeros automáticos. 

Transporte en Tayikistán

En Dusambé hay autobuses y marshrutkas (3 TJS) y taxis compartidos (5 TJS) que hacen los mismos recorridos que las marshrutkas pero más rápido y sin las aglomeraciones de gente.

En Khorog hay tres marshrutkas (2 TJS) que recorren la ciudad de punta a punta.  

Fuera de las ciudades se acabó el transporte público como nosotros conocemos; ya solo quedan los taxis compartidos que pueden ser un coche normal, un minivan, un 4×4 o cualquier lata destartalada que disponga de cuatro ruedas. Ten paciencia porque los taxis compartidos no se moverán hasta que estén llenos y el concepto de lleno es Tayikistán quiere decir dos o tres personas más que los asientos disponibles, decenas de niños y cientos de kilos de carga sobre el techo. Eso sí, los precios son muy asequibles ya que están “fijados” para la economía local. 

Algunos precios de taxis compartidos:

  • Dusambé – Khorog 300 somoni (entre 12 y 14 horas)
  • Khorog – Langar 90 somoni (entre 6 y 8 horas)
  • Langar – Iszkoszim 50 somoni (no lo hicimos)
  • Iszkoszim – Khorog 50 somoni (entre 2 y 3 horas) 
  • Alichur – Murgab 30 somoni (2 horas)
  • Murgab – Osh 200 somoni (entre 10 y 12 horas dependiendo de las ganas de trabajar que tengan los guardias de las fronteras) 

Aunque también puedes conseguir que un local te lleve en autostop, lo más probable es que te cobre una pequeña cantidad. Cada asiento vacío es una pérdida de dinero. Solo un par de veces los locales nos llevaron menos de 10 kilómetros y al preguntar por cuánto, nos miraron con cara de no tener ni idea del precio; al llegar a destino y ofrecerles algunos somoni, los rechazaron cada una de las veces que intentamos pagar.  

Seguridad

Tayikistán es un país desconocido por muchos. Al ser musulmán y tener frontera con Afganistán es tachado directamente de peligroso. Nada más lejos de la realidad. El islám que se practica en Asia Central dista mucho del extremismo. El Islam que se practica en Pamir y Wakhan es una rama chiíta, el ismailismo. Es abierto, pacífico y se adapta a los tiempos. Rezan dos veces al día para tener más tiempo para la familia, la mayoría de las mujeres no se cubren el pelo, pocos hacen Ramadán, no llevan barbas largas, no hay extremistas solo hay sonrisas, saludos, invitaciones a tomar té… la hospitalidad que experimentamos con los tayikos solo la igualan los iraníes y los kurdos. Al fin y al cabo, todos ellos descendientes de la antigua Persia. 

Apenas hay gente en Pamir, quizás la más grande amenaza para el visitante sea el mal de altura. Lo más probable al encontrarte con alguien es que te salude y te invite a tomar un té en su casa.

En Wakhan hay más gente, es un valle que abarca Tayikistán y Afganistán. Dependiendo del caudal del Río Panj, a veces, Afganistán está a un par de decenas de metros. Como en todas las fronteras, es frecuente ver a la milicia o helicópteros haciendo vuelos de reconocimiento pero no por los posibles terroristas ni talibanes sino porque es la puerta de entrada del opio con destino a Rusia y Europa. Al hablar con los habitantes del valle, ninguno estará preocupado por lo que pueda llegar de su vecino afgano. Esta región de Afganistán es uno de los rincones más aislados y más tranquilos; ocuparse de los huertos, de los animales y dejar que el tiempo pase es toda su vida. Aunque el contrabando existe y algunas zonas están señalizadas como campos de minas, herencia de los soviéticos que minaron toda la frontera en los años 80.

Leí y escuché sobre policías desagradables y corruptos en los puestos de control de las carreteras. Y si que es cierto que cada conductor local paga; un par de somoni o de cigarrillos. Respecto a los turistas que vayan en su propio vehículo o en uno alquilado, he oído historias de todo tipo: desde pedir 50 euros hasta sonrisas, invitación a té y posar para una selfie. Pienso que todo dependerá de tu actitud. Saluda, sonríe, alaba el paisaje y espera que el policía no sea muy corrupto. Lo mismo oí de la frontera entre Kirguistán y Tayikistán y de los militares pero ya verás que la mayoría de los militares son unos chavales de 19 o 20 años que están cumpliendo el servicio militar obligatorio con la mala suerte de que les han enviado allí. Se aburren hasta cansarse y no pierden la oportunidad de poder hablar un poco de inglés o de ruso con alguien que no sea su compañero de destino durante un año. 

Higiene, limpieza y agua potable

En Tayikistán no hay problemas de higiene, limpieza y agua potable… para los tayikos.

En Pamir no se lavan a diario pero al estar por encima de los 3000 metros apenas sudan y no hay bacterias aunque a veces notarás el olor rancio que despiden algunas personas. En Wakhan fue una gran sorpresa para nosotros que pensábamos que nos lavaríamos con agua del río o con toallitas húmedas durante los seis días que estuvimos recorriéndolo. Tuvimos ducha todos los días: a base de cubos de agua caliente, baños termales (no los famosos de Bibi Fátima) y en un par de homestay duchas occidentales con agua caliente. 

Para tu higiene lleva gel para desinfectar las manos para lavarte antes de comer sobre todo si como nosotros acaricias a cada animal que se cruza en tu camino sean vacas, yaks, ovejas, cabras o los adorables burros. 

Generalmente el váter es un agujero en el suelo en un cobertizo fuera de la vivienda al más puro estilo centroasiático.

El agua mineral puedes olvidarla una vez salgas de las ciudades. En Pamir y Wakhan comen, beben, se lavan ellos y la ropa con el agua del río o la que baja de las montañas durante la época del deshielo. Mi consejo, en general no sólo para Tayikistán, es que seas un viajero responsable: lleva tu propia botella reutilizable y la ve rellenándola con agua hervida que te darán sin problemas en cada lugar donde te alojes, utiliza pastillas potabilizadoras o lleva una de esas botellas con filtro incorporado.  

Aunque no son obligatorias, recuerda tener tus vacunas al día. Tétanos, hepatitis A y B, difteria… Y ten en cuenta que si eres donante de sangre, no podrás donar sangre hasta un año después de tu visita a este país.  

Alojamiento en Tayikistán

En Dusanbé hay hoteles y hostales de diversas categorías y precios. Si no necesitas estar por el centro, te recomendamos el Hostel Latifa. Tiene dormitorios y habitaciones dobles a buenos precios. Hay cocina y muy cerca hay tiendas, restaurantes y un mercado. El dueño es muy amable y ayuda en todo lo que está en su mano… pregúntale sobre un bar con un gran patio donde sirven pintas de cerveza de grifo por solo 4 somoni.
En Khorog aún se pueden encontrar hostales y guesthouses en la misma calle principal. Además del archiconocido Pamir Lodge.
En Pamir y Wakhan solo existen los homestays. Normalmente pedirán 15 o 20 USD de entrada con desayuno, comida y cena. Te aconsejo que negocies las cosas por separado. Primero la habitación que ronda entre los 5 y los 8 USD y luego, dependiendo de la comida que lleves encima, decide si quieres desayunar, comer o cenar y cuantas veces. Normalmente los desayunos son huevos fritos y el omnipresente pan casero con diferentes mermeladas también caseras. La comida y la cena suelen ser simples, aquí no llegan tantos productos frescos. Kasha (sémola), pasta y patatas es lo único que tienen. Si tienes suerte tendrás una ensalada de tomate y pepino.
Si planeas hacer noche fuera de los pueblos, tendrás que llevar todo lo necesario contigo: acampada, comida y agua. Quizás te encuentres con algunos nómadas que te darán alojamiento y comida por un módico precio; si no piden dinero, ofrécelo tú. Recuerda que ellos te darán todo lo que esté en su mano.

El rincón práctico

Además de ropa adecuada, algo de abrigo y cortavientos; calzado cómodo y para trekking. Si piensas hacer tramos a pie, sé minimalista: tendrás que elegir entre ir un poco sucio o llevar mucho peso a la espalda. No olvides protector solar y algo para taparte la cabeza ya que el sol a esas alturas puede cocer tu cerebro.

Por supuesto hay que llevar un botiquín de primeros auxilios y algunos medicamentos para calmar el dolor, para los problemas de estómago, etc. De este modo y según la ley de probabilidades, no necesitarás nada. Lo más probable es que vayas regalando los medicamentos a gente que los necesita en Wakhan. Unos botecitos de colirio para regalar ya que el viento hace que el polvo campe a sus anchas produciendo problemas en los ojos de muchas personas.

Un powerbank es aconsejable pero actualmente no es necesario, todos tienes electricidad gracias a paneles solares (unos pocos), generadores o baterías de coche.

Algunos dicen de llevar dulces para los niños pero yo lo desaconsejo porque el efecto es que algunos asocian al turista con dulces o dinero. En un par de ocasiones al cruzarnos con niños, nos pidieron directamente dinero o chocolate.

Lleva regalos para recompensar la hospitalidad que te brinden. En Dusambé o Khorog puedes comprar algunos pañuelos para las mujeres y unas pulseras de cuentas de las que usan para rezar para los hombres. Lápices de colores o material escolar para los niños serán un mejor regalo que caramelos o chocolates que no aguantarán de una pieza el calor del día a esas altitudes.

Un paquete de Marlboro. Sí, aunque no fumes. Todos en Tayikistán consumen tabaco pero normalmente son unas pequeñas piedras que colocan debajo de la lengua y se va consumiendo mientras escupen sin cesar. Ofrecer un cigarrillo de la marca americana más famosa del mundo, te facilitará el camino a través de los controles o a gratificantes conversaciones con la gente local, te inviten a sus casa o no.

Después de todo lo físico y tangible de tu equipaje, recuerda ir provisto de las emociones imprescindibles para cualquier viaje.

Y, sobre todo, dedícale tiempo. Deja tus prisas en casa y ten paciencia. Lo que más tienen los tayikos es tiempo que perder. Sus habitantes son muy pobres y muy hospitalarios. Te ofrecerán todo lo que tienen y pedirán prestado para ofrecerte lo que ellos no pueden permitirse. Déjate llevar por las invitaciones (siempre teniendo en cuenta las posibilidades económicas del que te brinda su hospitalidad), habla con los locales; un poco de conocimiento del idioma ruso te vendrá bien aunque en Wakhan encontramos mucha gente con un nivel de inglés bastante alto.

A pesar de que Tayikistán no produce casi nada y de que los habitantes de la Provincia Autónoma de Alto Badajshán están olvidados por su gobierno, son felices. Tienen sus campos de verduras, sus árboles frutales, sus animales, agua durante todo el año y uno o varios familiares trabajando en la capital o en Rusia que les envía dinero. No aspiran a todo lo que en “Occidente” consideramos imprescindible sino que se conforman con lo que tienen.

 Si quieres conocer cómo fue nuestro paso por este país, sigue a ese lado de la pantalla y en breve llegarán nuestras crónicas sobre Wakhan y Pamir. Nos vemos.

Tayikistán

Tayikistán

Tayikistán

Tayikistán

¡Estemos en contacto!

  • Síguenos a través de Facebook.
  • Echa un vistazo a nuestro Instagram. A través de las historias podrás ver donde estamos y que hacemos.
  • Suscríbete a nuestro Newsletter y una vez al mes recibirás las novedades de nuestro blog.

Si te gusta lo que hacemos o te ha gustado este post, díselo al mundo: presiona alguno de los botones de abajo y comparte (estaremos muy agradecidos). Apóyanos con algún comentario o un «Me gusta». Significa mucho para nosotros. Muchas gracias. 

The following two tabs change content below.

Víctor

Atípico español, que no aguanta los toros, el fútbol, el flamenco y el calor. Le encanta el invierno y la cerveza fría. Profesor de español de vocación. Un cabezota que siempre tiene su opinión. Manitas comparable a MacGyver, con cinta, cuerda y un cuchillo arregla casi todo y con pegamento, todo. Cuando coge un libro, el mundo no existe. Bueno, lo mismo pasa si se pone a acariciar a perros y gatos. Se levanta y se despierta al mismo tiempo. Vamos, un tipo majo 😀

Latest posts by Víctor (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba